Opinión

Basave, el Maximiliano
del PRD

1
  

   

Agustín Basave.

Al parecer ya hay consenso entre las tribus del PRD para que alguien de fuera del partido los vaya a dirigir porque entre ellos no se tienen confianza. Se trata de Agustín Basave, expriista que ayer miércoles se incorporó a las filas perredistas.

Debe ser caso único en la historia mundial de los partidos políticos, en que los militantes de una organización traigan a una persona ajena a sus filas para que los dirija.

La aceptación de Basave como el más viable candidato a la presidencia del PRD descubre el tamaño de su crisis, pues no tienen a nadie digno de dirigirlo.

¿Tiene sentido que exista un partido así, que aspira a gobernar el país pero se declara incompetente para gobernarse a sí mismo?

El propio Basave admitió que se trata de una situación anómala. Lo dijo así en entrevista con Misael Zavala, de El Universal:

“En circunstancias normales, una presunta candidatura como la mía sería anormal. Pero en circunstancias anormales como las que hay, a mí me parece un poco normal. La mía se aproxima a ser normal”.

Así se expresa el Maximiliano que trae el PRD para que los dirija.

El currículum de Basave es más interesante aún.

Fue diputado federal del PRI en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Luego, con Ernesto Zedillo, ocupó la Dirección General de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación, y después en ese mismo gobierno se fue a dirigir la Fundación Colosio, del PRI.

Cuando el PRI perdió el poder, Basave se incorporó al gobierno de Vicente Fox como embajador en Irlanda en 2001, renunció al PRI, y duró en el cargo hasta 2004.

Al año siguiente ingresó al equipo político del que iba como tren expreso rumbo a la presidencia de la República, el de Andrés Manuel López Obrador.

Ayer se inscribió en el PRD, para dirigirlo, y aclaró su identidad política: “todo conocen mi tendencia socialdemócrata”, dijo.

Después de su tránsito por el PRI de Salinas, por el gobierno de Zedillo, por el de Fox y por la coalición Por el Bien de Todos de López Obrador, Basave está dispuesto a sacrificarse con la presidencia del PRD.

Se lo dijo así al reportero Misael Zavala: “Embarcarse cuando las aguas están tranquilas y el viento sopla a favor, no tiene mérito. Subirse al barco cuando hay tormenta puede ser la diferencia. Yo me voy a embarcar ahora que hay tormenta, y tormenta fuerte (en el PRD).

Le pide a los perredistas que lo impulsan que se serenen, y se refiere a él en tercera persona: “Falta mucho, hay quienes echan las campanas al vuelo y en Twitter dicen que Basave será el próximo presidente. No, falta mucho”.

Eso que falta, dice la entrevista, es que el PRD modifique estatutos y retire candados para que un externo, sin militancia, sea presidente del partido.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Urgen cambios de personas y actitudes
La 'casa blanca': lo jurídico y lo político
Consecuencias de la 'casa blanca'