Opinión

Barril (petrolero) sin fondo

 
1
 

 

Barril petróleo

Entramos nuevamente a un periodo de altas y bajas, de bajas del petróleo y altas del dólar.

La semana pasada quedó claro que los países de la OPEP no van a limitar su producción, por lo que el crudo en el mundo seguirá barato por un buen tiempo.

Pero además, con las cifras de empleo en Estados Unidos del viernes pasado, la probabilidad implícita de que el miércoles de la próxima semana la Fed decida incrementar sus tasas subió a 78 por ciento.

Tasas más altas y una oferta excesiva de petróleo respecto a la demanda existente será un escenario para los próximos meses. El precio de la mezcla petrolera de exportación de México cayó ayer a 29.91 dólares por barril, su mínimo desde finales de 2008.

Y del otro lado, el precio del dólar en las ventanillas cerró en 17.21 pesos mientras que la cotización al mayoreo quedó en 16.91, otra vez acercándose a sus máximos históricos.

El peso mexicano fue de las monedas más devaluadas ayer, por el contagio petrolero. En el primer lugar aparece el peso colombiano, que recibió un golpe de 3.2 por ciento; el rublo bajó en 2.0 por ciento y el peso retrocedió en 1.4 por ciento.

Ese cuadro no es efímero. Durará al menos todo el mes y tendremos otra vez vaivenes amplios en los mercados.

En este 2015 que está por terminar, la depreciación de nuestra moneda frente al dólar es de 14.6 por ciento, y ya resulta mayor al 13 por ciento de 2014.

Pero en el caso del petróleo, la caída acumulada supera el 34 por ciento, pero de 68.5 por ciento respecto al nivel de hace dos años y también ha contribuido al debilitamiento del peso.

¿Qué tan amenazante es la volatilidad financiera que enfrentamos en este fin de año? En el corto plazo, no es muy diferente a lo que hemos enfrentado en otras etapas.

Sin embargo, la diferencia es que llegará finalmente el ciclo alcista de las tasas, que bien podría prolongar por meses esa volatilidad.

Hay que reconocer además que ese entorno afecta de manera negativa a la reforma en materia de hidrocarburos.

Las inversiones que hubieran llegado a México en un contexto diferente de precios, simple y sencillamente no van a llegar porque la perspectiva de mayores precios del crudo se ve aún muy distante.

Motores disparejos
En noviembre la exportación de automóviles fue menor en 14 mil 126 unidades respecto a lo vendido al exterior en el mismo mes de 2014. Sin embargo, se vendieron en el país 14 mil 566 autos más que en noviembre del año pasado.

En Estados Unidos, la venta total de autos en noviembre cayó 8.5 por ciento aunque la de camiones ligeros creció 9.7 por ciento. Sin embargo, como México vende a Estados Unidos (EU) sobre todo autos, ha pegado la reducción del consumo en ese país.

En promedio, en este año se vendieron 465 autos más por día que el año pasado y pese a las caídas que vienen de septiembre en adelante, se han exportado 401 autos más por día. Luego de que EU salga del bache en el que se encuentran sus ventas de autos, veremos en 2016 un nuevo despegue de este sector que, no lo dude, será cada vez más importante para la economía mexicana.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Y si nos separamos del sur?
Incapacidad para cambiar la percepción
¿Qué costará más: ser ‘verde’ o contaminar?