Opinión

Banxico podría emprender su primer
alza en junio

1
 

 

Banxico

Los vehículos de comunicación más recientes de Banxico, así como declaraciones de sus autoridades, han reforzado la idea de que su siguiente movimiento será al alza en la tasa de fondeo y que podría estar ligado al proceso de normalización de la Fed. Así, continúo creyendo que Banxico se adelantará a la Fed pero ahora espero que la primer alza de nuestro Banco Central será en junio de este mismo año y no hasta octubre.

La expectativa implícita en los mercados de futuros de la Fed apuntan hacia que el inicio de la normalización de la tasa de política monetaria se llevará a cabo hacia septiembre. Si este fuera el caso, quizá la Fed aprovecharía para hacer cambios relevantes en sus estrategia de comunicación hacia junio.

En especifico, la Fed podría retirar la referencia a permanecer "paciente" en cuanto al inicio del proceso de normalización en una de sus reuniones que cuenta con conferencia de prensa, actualización de pronósticos y encuesta entre los miembros de la Fed; tal es el caso de la reunión de junio.

Por lo anterior, ahora creo que Banxico podría realizar sus primer alza en el fondeo ese mismo junio. Esta alza estaría motivada por un perfil de administración de riesgos.

Basta con recordar cómo en junio de 2013 fueron suficientes sólo algunas declaraciones por parte de oficiales de la Fed sobre la perspectiva de implementar la desaceleración del ritmo de compras de activos, para llevar a un ajuste sustancial en los mercados financieros globales, mismo que resultó muy discreto cuando tal proceso dio inicio de manera formal en diciembre 2013.

Así, creo que Banxico reconocerá la necesidad de actuar de manera adelantada a la Fed con la finalidad tanto de enfrentar la posible reacción temprana de mercado como enviar un claro mensaje a los mercados con un perfil de administración de riesgos.

Posterior a tal movimiento "adelantado", Banxico podría implementar los siguientes ajustes al alza en la tasa de fondeo en sincronía con la Fed. En este punto habría que subrayar que no veo un ciclo agresivo de alzas en el horizonte, tal parecería que la Fed nos prepara un ajuste muy gradual de su postura monetaria. Así, no veo la necesidad de que el ciclo de alzas local sea demasiado ambicioso.

A pesar de lo anterior, creo que Banxico tienen un espacio holgado de ajuste al alza de llegar a necesitarlo. Es decir, Banxico podría acumular 200 o 300 puntos base de alzas sin que el nivel de su tasa de referencia se tornara restrictivo.

Lo anterior es relevante sobre todo bajo un escenario alterno de riesgo, donde el ajuste en los mercados fuera drástico. En este supuesto, se podría también subrayar que las autoridades locales cuentan con herramientas complementarias para hacer frente a la volatilidad financiera; tal es el caso de las intervenciones en el mercado cambiario, por ejemplo.

en términos de desmantelamiento de apoyos monetarios no convencionales, aderezado por la misma divergencia en posturas monetarias donde por una parte tenemos a la Fed y por otra los importantes esfuerzos de relajamiento cuantitativo del Banco Central Europeo y el Banco de Japón.

En medio de tal contexto, hace todo el sentido que Banxico adopte una posición de administración de riesgos como aquí se describe aprovechando su credibilidad y el espacio que le otorga una brecha de producto que se cierra en el horizonte de efectividad de política monetaria y una inflación dentro del intervalo de variabilidad fijado por el mismo Banxico.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
Repuntan tasas de largo plazo locales, lidera factor externo
Banxico: Las dos grandes preguntas vigentes
Reunión de Banxico: expectativas sobre cuatro puntos clave