Opinión

Azúcar y refrescos azucarados

 
1
 

 

refresco

La sustancia blanca y dulce conocida como azúcar es sucrosa. El azúcar es un carbohidrato compuesto por 12 átomos de carbón, 22 átomos de hidrógeno y 11 átomos de oxígeno (C12 H22 O11). La sucrosa se forma con dos moléculas: fructuosa y glucosa.

Un refresco de cola contiene azúcar, saborizante de sustancias secretas, cafeína y gas carbónico -que actúa como inhibidor microbiano-. Es una bebida que está llena de azúcar, por ello al tomarla se incrementa el riesgo de diabetes mellitus 2, enfermedades del corazón y otras condiciones crónicas. Según la propia Coca Cola, “tan sólo en México se consumen 775 botellas por persona por año”, que equivalen a 40 Kg de azúcar en 275 litros de refresco. Una botella de Coca Cola de 355 mililitros (12 onzas) tiene 39 gramos de azúcar.

Las personas que consumen refrescos azucarados, regularmente una o dos botellas o latas, o más al día-, tienen el 26% de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en relación a las personas que rara vez toman tales bebidas.

Un estudio que se hizo con 40,000 hombres durante dos décadas encontró que aquellos que bebieron una botella de refresco azucarado por día, tuvieron 20% de alto riesgo de tener un ataque al corazón o de morir por él. En el estudio hecho con mujeres se encontró la misma relación.

El Dr. Frank Hu, Profesor de Nutrición y Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de Harvard mencionó que existe una evidencia científica suficiente de que reduciendo el consumo de azúcar contenida en los refrescos azucarados, se reducirá la prevalencia de obesidad y la obesidad relacionada con otras enfermedades.

Las personas que beben muchas botellas de bebidas azucaradas tienden a pesar más y a comer menos alimentos saludables que las personas que no toman bebidas azucaradas. Cuando las personas ingieren alimentos que contienen carbohidratos, el sistema digestivo separa la comida digestible en azúcar que entra al sistema sanguíneo.

Para prevenir la obesidad se recomienda observar el peso, hacer ejercicio y alimentarse con una dieta rica en frutas y verduras que pueda prevenir la mayoría de los casos de diabetes tipo 2.

Fuente: School of Public Health of Harvard.

Twitter:@SalvadorGLignan

También te puede interesar:

Carne contaminada con antibióticos

Contaminación térmica

Carne de res contaminada

>