Opinión

Avanza aprobación
del paquete económico

  
1
   

  

Salón de plenos de la Cámara de Diputados

El balón rumbo al Senado. La Ley de Ingresos 2016 será aprobada por la Cámara de Diputados a más tardar el 20 de octubre para turnarla al Senado y el Presupuesto de Ingresos camina hacia su aprobación en tiempo y forma. Por lo tanto las Comisiones de Hacienda y Crédito Público y la de Presupuesto y Cuenta Pública se declarán en sesión permanente para emitir los respectivos dictámenes y turnarlos al pleno. Desde luego, durante el análisis y la discusión que se dan al interior de ambas comisiones hay posiciones totalmente encontradas, sin embargo, llama la atención que fluyen los acuerdos y se cumple, sobre todo con los cronogramas respectivos.

Tanto la diputada Gina Cruz, como Baltazar Hinojosa se han aplicado en crear un ambiente propicio para que los representantes populares esgrimen los argumentos que consideren pertinentes. Desde luego, faltan diversos temas, donde los debates subirán de tono, toda vez que ya hay posiciones irreductibles.

Los partidos de izquierda mantendrán su visión sobre la ineficacia de las reformas estructurales implementadas por el gobierno y de otras medidas enmarcadas en el paquete fiscal.

En el tema de los impuestos el PRI y el PVEM se pronuncian porque no haya incrementos en los gravámenes, el PAN de plano se inclina en bajarlos, particularmente en el ISR del 30 por ciento al 28 por ciento en personas morales y del 35 por ciento al 30 por ciento en personas físicas como tope máximo.

Esta postura de Acción Nacional se contradice en sus argumentos al interior de la Comisión de Presupuesto que exige más recursos para entidades donde gobiernan. Entonces, por un lado recorta los ingresos del gobierno y por otro, pide más presupuesto en rubros específicos.

Lo que es un hecho, es que al ponderar la propuesta del Ejecutivo en el tema del presupuesto de egresos, ya se empiezan a reconocer en San Lázaro las ventajas de la aplicación de la metodología Base Cero que implicó necesariamente la “absorción” de programas y evitó la duplicidad de funciones. Resulta que en varias secretarías de Estado existían áreas que prácticamente hacían lo mismo. Por ello se observa reducciones de presupuesto en unas y en otras, incluso se dan aumentos marginales.

En la sesión de ayer ya tuvimos los primeros escarceos en la aprobación del proyecto de Dictamen por el que se reforma la Ley Federal de Derechos. En ese sentido, la diputada del Verde, Adriana Sarur Torre, celebró las modificaciones a dicha ley y señaló que ésta salvaguarda la integridad de los bienes de la Nación, como el espectro radioeléctrico, los servicios mercantes, sanitarios, turísticos y, sobre todo, los recursos naturales y del medio ambiente, de los cuales promueve su uso eficiente.

***

Amarranavajas
. Surgieron dos eventos por separado que llevan como protagonista al PRI. El primero, corrió como reguero de pólvora en la sala de prensa que César Camacho, líder de la bancada priista, se pronunció en contra de que los reporteros y gráficos ingresen al salón de plenos, a lo que de inmediato, sus huestes aclararon que no hubo tal intento. Lo que pidió Camacho es que inicien las sesiones a tiempo y no esperar a que esta empiece cuando Jesús Zambrano termine el chacaleo y que es alrededor de las 11:30 horas.

El otro es sobre un supuesto divorcio entre César Camacho y Jesús Sesma que de inmediato los dos líderes desmintieron, incluso el coordinador del Verde dijo que la relación con el presidente de la bancada tricolor va más allá del trabajo parlamentario, hay una buena amistad. “Somos una familia”. Lo importante mencionó es mantener cada partido una agenda propia y, por supuesto, apoyar al Presidente de la República en su proyecto transformador para el bien de las familias mexicanas.

***

Tolvanera en la SCJN. El debate sobre los dos ungidos como ministros lleva días que está en la Cámara Baja. Hay desde pronunciamientos radicales como los de Claudia Corichi, Cecilia Soto y María Elena Orantes que exigen que sean dos mujeres y otras que incluso piden la remoción de algunos ministros en funciones. Lo real es que el fuego amigo al seno de la Suprema Corte está al tope. El área jurisdiccional quiere que se cubran las dos plazas vacantes con juzgadores de carrera.

También te puede interesar:
Código de ética para los diputados
Arranca cuenta regresiva para la aprobación del Presupuesto 2016
Piden grupos parlamentarios la declaratoria de emergencia en zonas cafetaleras