Opinión

¿Sueñas con un negocio? No te cohíbas

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Soñar. (Última Hora)

Como muchas personas, en ocasiones pienso “¿qué tal si esto es sólo un sueño?”. Siento como si un día pudiera despertar y tener 20 años de edad otra vez, con toda mi vida por delante. Sin embargo, ese pensamiento no me asusta; me entusiasma. Me gustaría regresar y planear mi vida otra vez, y tener sueños incluso más grandes.

Soñar es uno de los mayores dones de la humanidad. Impulsa las aspiraciones, estimula la innovación, conduce al cambio y nos empuja hacia adelante. En un mundo sin sueños no habría aventura, ni alunizaje, ni directoras ejecutivas, ni derechos civiles.

Qué existencia a medias y trágica tendríamos. Todos deberíamos soñar en grande, y alentar a otros a hacerlo también.

A lo largo de mi vida, el espacio siempre ha tenido un lugar especial en mis sueños. Después de ser testigo de la llegada de seres humanos a la Luna, mi generación pensaba que todos estaríamos haciendo viajes de rutina ahí y la exploraríamos juntos. Pero, conforme pasaron los años, nos dimos cuenta de que los funcionarios del gobierno no estaban interesados en llevarnos a ti y a mí al espacio; tenían otras prioridades.

Cuando tengas una idea y estés pensando en iniciar un negocio (ya sea en la exploración espacial o no), recuerda no cohibirte de tener altas expectativas

Eventualmente, cuando llegó a la exploración espacial, se volvió obvio que el sector privado tendría que retomar lo que el gobierno empezó y allanar el camino para otros descubrimientos. Esta es esencialmente la razón de que nuestro equipo iniciara nuestra línea espacial comercial, Virgin Galactic. Queríamos ayudar a la gente común a llegar a las estrellas haciendo lo que hacemos mejor: innovar.

Cuando Virgin Galactic era meramente un nombre y una visión respaldada por un pequeño equipo fundador, yo no sabía a dónde nos llevaría este viaje; ni cuánto tiempo nos tomaría llegar a algún lugar. No sabía que en 2004 estaría derramando lágrimas de alegría con el ingeniero aeroespacial Burt Rutan y Paul Allen, el cofundador de Microsoft, cuando la SpaceShipOne ganó el Ansari XPRIZE después de completar tres vuelos en dos semanas. Fue la primera nave espacial tripulada y desarrollada privadamente en llegar al espacio. Tampoco sabía que Virgin eventualmente podría iniciar tres compañías que están contribuyendo a nuestro sueño común: establecer el acceso abierto al espacio que puede cambiar para bien al mundo.

Virgin Galactic es el nombre de la compañía que eventualmente enviará a humanos (incluido su servidor) al espacio a bordo de la SpaceShipTwo (o VSS Unity). Esta nave fue construida por The Spaceship Company, nuestra instalación basada en Mohave, California, que fabrica vehículos para el futuro. Virgin Galactic tendrá sus oficinas centrales en Spaceport America en Nuevo México, desde donde eventualmente despegarán los vuelos de la SpaceShipTwo.

Nuestra compañía más reciente, Virgin Orbit, comprende el LauncherOne, nuestro lanzador de satélites pequeños. El LauncherOne fue creado con la misma filosofía que la SpaceShipTwo: abrir el espacio a muchas más misiones reduciendo drásticamente el precio de cada vuelo. Estamos haciendo exactamente eso con el LauncherOne (pero con satélites en lugar de personas).

Durante visitas recientes a la instalación de diseño y manufactura de Virgin Orbit en Long Beach, California, el grupo superestelar de mujeres y hombres ahí me mostró el equipo fantástico que han construido, probado y mejorado. Al ofrecer costos más bajos y servicio frecuente al espacio, el grupo está revolucionando al mercado de satélites pequeños en la prometedora economía espacial.

Además de las fortalezas técnicas y los increíbles equipos de trabajo de cada empresa, lo que más me entusiasma es que Virgin Galactic, The Spaceship Company y Virgin Orbit están igualmente comprometidas con abrir el acceso al espacio como una forma de aprender más y mejorar la vida en la Tierra, la cual, después de todo, es mi planeta favorito. Tenemos mucho por andar en cada programa, pero me emociona que contamos con personas grandiosas que están comprometidas con la innovación y la exploración. Y me alegra que estén siguiendo sus sueños.

Hace décadas, después de que vimos el alunizaje, la idea de la exploración espacial era nueva y prometedora. Posteriormente, los obstáculos hicieron que simplemente considerarlo pareciera fuera del alcance. Pero, como demuestra nuestra experiencia con Virgin Galactic, tomar los sueños en serio -incluso los que parecen muy fuera del alcance- es esencial.

Cuando tengas una idea y estés pensando en iniciar un negocio (ya sea en la exploración espacial o no), recuerda no cohibirte de tener altas expectativas. No te juzgues con demasiada dureza, y no permitas que los pesimistas te convenzan de que tu idea es demasiado optimista o de que estás siendo demasiado idealista o no lo suficientemente serio. Mira al mundo con entusiasmo y asombro, y cree que eres más poderoso que los problemas que enfrentes. Sólo nos limita nuestra imaginación. Sueña en grande.

IMAGINACIÓN ILIMITADA
No te cohíbas de tener altas expectativas para ti mismo y tu negocio.

No permitas que los pesimistas te convenzan de que tus metas son demasiado idealistas.

Recuerda que el valor de perseguir tus sueños se mide no sólo por tus logros, sino también por la inspiración que surge de tu trayectoria hacia el esos objetivos.

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
Seleccionando el lugar perfecto para tu negocio
Personalidad, pasión y propósito son mejores que un título
No te guardes tus ideas brillantes