Opinión

Aseguradoras
elevarán capital

En abril próximo operará la regulación Solvencia II

Reza el refrán que no hay plazo que no se cumpla, y será en esta semana cuando en el Diario Oficial de la Federal se publiquen las leyes secundarias de la reforma a la Ley de Instituciones de Seguros aprobada por los legisladores en diciembre de 2012.

Se trata de un cambio regulador vanguardista que deberá cumplirse a partir de abril próximo, y que se ve como un parteaguas en la industria de los seguros, ya que eliminará la obligatoriedad de capital mínimo para pasar a un esquema donde cada aseguradora deberá ampliar capital o bien modificar sus reservas técnicas, de acuerdo a los riesgos que tenga en el mercado.

La regulación en puerta se conoce en la jerga de los seguros como Solvencia II y viene a ser una especie de lo que para los bancos es Basilea III y en varios casos derivará en un aumento de capital.

En el diseño de las leyes secundarias que le comento, ha trabajado en los últimos dos años la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSDF) que preside Manuel Aguilera Verduzco, quien por cierto es uno de los contados funcionarios que están desde la pasada administración.

Para algunos expertos en la materia las nuevas leyes pueden ser la antesala de un proceso de consolidación en el sector asegurador, aunque dada la buena posición financiera de las empresas en lo general, algunos estiman que también podría derivar en liberación de reservas técnicas para las entidades mejor capitalizadas.

Actualmente la industria aseguradora está conformada por poco más de 100 entidades, la mayor parte de esas empresas de acuerdo a la regulación están concentradas en algún tipo de seguro.

Un impacto de mediano plazo con la entrada de la regulación que le comento es que los precios de los seguros puedan bajar, ya que estarán en función de la posición financiera de cada entidad, lo que seguramente habrá de abonar en una penetración del seguro que sigue baja en el mercado financiero mexicano.

Este año se estima que pese a la atonía de la economía, la industria aseguradora podría crecer alrededor de 3.1%, pero en términos generales los seguros siguen viéndose como un producto caro.

Para los analistas, Solvencia II es una revisión fundamental del capital suficiente de la industria aseguradora que ya opera en mercados como Europa, y fue creada con el propósito de garantizar la estabilidad financiera de las aseguradoras, considerando los activos y pasivos luego de la crisis de 2008 y 2009 que llevó a una crisis a firmas de la talla de AIG.

Su operación exige un régimen de solvencia nuevo que, además de impactar los balances de las aseguradoras, exigirá que la CNSF imprima cambios en sus sistemas de supervisión, básicamente en lo que refiere a la gestión de riesgos, aunque habrá que decir que en México, pese a las crisis recurrentes que ha tenido la economía en el pasado, no se han dado quiebras entre las aseguradoras.

LA RUTA DEL DINERO

Con la novedad, que ante la agonía del periodo ordinario en el Congreso la Dirección de Juegos y Sorteos de la SEGOB, al mando de Marcela González Salas y Petricioli, trabaja ya para empujar con los senadores la aprobación de la nueva ley, la cual se espera se revise y apruebe en un periodo extraordinario en enero próximo. Otro de sus pendientes es seguir con el reacomodo del sector para que sólo operen casinos legalmente establecidos y que funcionen bajo las normatividades municipales, estatales y federales, luego que en la actualidad operan 286 salas con licencia y 393 están a la espera de conseguirla. En ese tenor ha llamado la atención de la autoridad el caso de Compañía Operadora Megasport SA de CV, permiso revocado por las autoridades el pasado 6 de noviembre y que manejaba 40 casinos vía 11 operadores, siendo la firma Tilley Mex la que incumplió con su documentación, motivo para la suspensión del permiso completo, por lo que las diez empresas restantes se dieron a la tarea de ingresar su documentación de acuerdo a la ley para solicitar el reconocimiento como permisionario y salvaguardar los más de 5 mil empleos directos y 15 mil indirectos, así como inversiones superiores a los 200 millones de dólares… Fíjese que apoyado por un entorno exportador más alentador, el balance de 2014 resultó favorable para la industria naval mexicana, que vivió su mayor reactivación luego de más de 20 años de mantenerse enfocada únicamente en el mantenimiento a embarcaciones. Anote además que con un contrato de 8 millones de dólares firmado con la Secretaría de Marina al frente del almirante Vidal Francisco Soberón Sans, los Talleres Navales del Golfo que comanda José Antonio Sardiña se encuentran construyendo cuatro buques petroleros para Pemex de Emilio Lozoya Austin. Se trata de uno de los sectores que primero comienza a responder a la Reforma Energética emprendida por el presidente Enrique Peña Nieto, que se espera impulsará la producción de crudo de 2 millones 440 mil barriles diarios a 3.5 millones en 2025, por lo que crecerá la demanda de transporte marítimo toda vez que 80% del crudo se encuentra en el mar… En más temas del mar, le comento que la Asociación de Terminales y Operadores Portuarios (ATOP), que preside Germán Tirado, realizó su tradicional brindis de Fin de Año acompañado de todos los miembros de ese sector, entre ellos Alejandro Hernández, director general de Puertos de la SCT, y autoridades centrales aduaneras; además, asistieron los presidente de la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (AMANAC) y de la Asociación Mexicana de Ingeniería Portuaria (AMIP), Francisco Orozco y Fernando Ramos, respectivamente. Y bueno, durante el evento se comentó sobre el cierre de año en el sector portuario, en el que se marcó la preocupación general por el poco crecimiento en carga que se ha reportado en 2014. Por otro lado, algunas cifras que han llamado mucho la atención, y refuerzan la preocupación del sector portuario, fueron las reportadas por la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, que lidera Guillermo Ruiz de Teresa, en su informe estadístico preliminar correspondiente al periodo de enero a octubre de 2014. Se destaca que en el Sistema Portuario Nacional se manejaron 238 millones 243 mil 233 toneladas de carga, lo que representa una disminución del 1.2% respecto al mismo periodo de 2013. En el mismo reporte, referente al tráfico de contenedores se menciona una operación de 4 millones 231 mil 714 TEUs, cantidad tan solo 3.6% mayor al movimiento registrado en el periodo enero-octubre de 2013. Con estas cifras, cabe preguntarse si lograrán alcanzar la meta de las 500 millones de toneladas en carga comercial al final del sexenio. Habrá que estar al pendiente.

Correo: rogeliovarela@hotmail.com