Opinión

Arrecife Alacranes y la doble vida de Ruiz de Teresa

   
1
   

  

Pescadores Yucatecos denuncian invasión de helicoptero de Emilio Gambioa a área protegida. (Especial)

Aunque fuera por unas cuantas horas, al inicio de la semana pasada Emilio Gamboa Patrón fue objeto de esa trituradora llamada redes sociales. Se ganó esa pamba virtual luego de que se difundiera un video en el que se probaba que el senador había violentado la reserva natural protegida Arrecife Alacranes, donde descendió de un helicóptero y de donde partió en un yate, sendas infracciones a la ley.

La Profepa alista una multa por esos eventos, ocurridos el 2 de octubre, pero dado que el sistema está diseñado para que cuando multa a los poderosos, o no duela o ni siquiera se haga efectiva la sanción, no creo que el eventual castigo genere algo de inquietud en el ánimo del legislador tricolor.

Por eso, y aunque etéreo, quizá el mayor costo para Gamboa Patrón en este episodio radique, precisamente, en haber sido criticado en las redes sociales. Pero Gamboa no estaba solo, por lo que quienes lo acompañaron en esos eventos también deberían ser exhibidos como violadores de la ley, y uno de ellos es ni más ni menos que un alto funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes: Guillermo Ruiz de Teresa, coordinador general de Puertos y Marina Mercante.

Tenemos a un legislador que seguro ha levantado el dedo para aprobar ene leyes a favor del medio ambiente, al que no le importó violar esas normas al usar un parque nacional como el patio de su casa. Pero por el otro lado tenemos ni más ni menos que a un funcionario encargado de puertos y barcos, que algo debe saber de los deberes de las embarcaciones frente a áreas naturales, algo, lo mínimo, lo indispensable vaya, lo que dicta el sentido común, o lo que sea medianamente compatible con los artículos que Ruiz de Teresa ha publicado.

Porque uno ve a Ruiz de Teresa domingueando en Arrecife Alacranes y no parece el mismo que publicó en marzo en El Universal:

“La reciente crisis ambiental que sufrimos en el Valle de México debe servir como recordatorio permanente de lo real que es el deterioro del medio ambiente, y lo vital que es que todos, sociedad y gobierno, actuemos para protegerlo (...)

“En Puertos estamos contribuyendo a este esfuerzo con la iniciativa 'Puerto Verde' que minimiza el impacto ambiental directamente atribuible a las operaciones portuarias, para contar con puertos ambientalmente sustentables”. (http://eluni.mx/1XAtekW)

O sea, ¿promueve puertos verdes, pero luego machaca reservas naturales?

Si el paseo en Arrecife Alacranes contradice lo de los puertos verdes, qué pensar de que no hace pública ni su declaración de interés ni su declaración patrimonial, pero sí lanza vivas a la “transparencia proactiva” (sic):

“Estoy convencido que todos podemos ser actores en este nuevo paradigma de la transparencia proactiva.

“Cada día somos un país más democrático y plural. Somos un país donde los proyectos de infraestructura pública son verdaderamente públicos porque están a la vista de todos. La transparencia de estos proyectos es parte de un proceso de diálogo entre el gobierno y la sociedad. Es un proceso en el que el gobierno se vuelve un asunto de todos. La SCT está haciendo su parte”. (http://eluni.mx/2edtuLk)

Porque uno puede coincidir con Ruiz de Teresa cuando dice que “el hartazgo social es evidente” y que atenderlo “es una importantísima función del gobierno; ignorarlo puede ser riesgoso”. 
(http://eluni.mx/1VRcvvY).

Pero luego uno se acuerda de Arrecife Alacranes y piensa que, no por nada, en su momento Ruiz de Teresa fue famoso como un faltista diputado 'juanito'. Sí, aquellos que llegaron por enaguas a la Cámara de Diputados.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
Constitución CDMX, borrón y va de nuevo
CDMX, el regreso del miedo
Más preguntas a Josefina sobre Juntos Podemos