Opinión

Arrancan presidenciables

1
    

   

El senador republicano Ted Cruz anunció su candidatura a la presidencia de EU (Reuters)

Un senador republicano de origen hispano es el primero en anunciar sus intenciones de contender por la presidencia de Estados Unidos. Se trata del cubano-estadounidense Ted Cruz, ultraconservador que anunció este fin de semana sus aspiraciones por obtener la candidatura republicana a la presidencia.

Si bien llevamos meses en la búsqueda de una confirmación oficial por parte de Hillary Clinton en el campo demócrata, su segundo intento por la candidatura demócrata es prácticamente un hecho en los círculos de su partido.

Mientras que entre los republicanos, se habla continuamente de repetir el nombre de la dinastía Bush, ahora en la persona del exgobernador de Florida, hermano e hijo de los expresidentes del mismo nombre.

Esto significa que el escenario electoral estadounidense podría repetir nombres de contendientes (Clinton vs. Bush) como en 1992, y la presencia reiterada de dos familias en la alta política de Washington por más de dos décadas.

Ted Cruz, un opositor natural a todas las políticas del presidente Obama, se dio a conocer en el Senado por rechazar radicalmente las reformas en materia de salud que la administración impulsaba, y de ahí tomó la bandera de oponerse a toda propuesta que viniera de la Casa Blanca: educación, salud, migración o lo que fuera, se convirtió en Mr. NO para el gobierno de Obama.

Su historia es interesante, porque a diferencia de varios políticos de origen cubano, su padre no llegó como inmigrante anticastrista después de la Revolución. El señor Cruz emigró a Estados Unidos en 1957, antes de que los Castro y sus “barbones” –como dice el libro de Alina, hija de Fidel– lanzaran la ofensiva para derrocar a Fulgencio Bautista.

Ted Cruz nació en Calgary, Canadá, y es hijo de un inmigrante cubano y una ciudadana estadounidense, lo que le garantizó la ciudadanía americana desde el principio. Sin embargo, la Constitución señala que para ser presidente los candidatos deben ser “ciudadanos por nacimiento”, lo que coloca un obstáculo importante frente a la carrera de Cruz. En algún momento de esta larga campaña, algún comité electoral o juzgado podría determinar que está impedido para ser presidente de Estados Unidos.

Hace siete años, cuando el entonces senador Barack Obama contendió por la candidatura demócrata, hubo un intento de sus opositores para demostrar que había nacido en Kenia y no en Hawaii como dice la biografía oficial. Nunca se pudo demostrar, así que Obama contendió y ganó como todos sabemos. Pero en el caso de Cruz, su nacimiento oficial es en Calgary, aunque tiene la ciudadanía por su madre desde nacimiento.

Con el anuncio de su carrera por la presidencia, Ted Cruz inicia una temprana temporada electoral, en la que tendrá que recorrer 20 meses hasta las elecciones presidenciales (noviembre 2016). Demasiado tiempo para una campaña, una estrategia y la recaudación de recursos.
Las primarias están previstas para enero de 2016. De aquí a entonces, Cruz deberá convencer a los republicanos de que es la mejor opción para contender contra Hillary, si ella finalmente decide presentarse como candidata.

El discurso radical de Ted Cruz, su postura anti reforma en educación, migratoria o en salud, puede convertirse en el catalizador entre los republicanos en oposición total al gobierno de Obama. Sin embargo el peso, la experiencia y el discurso moderado de Jeb Bush, podrán ser mejor aceptados por los electores y por la cúpula del partido.

Además el pedigree de Bush será un factor de peso para la selección interna de candidato. Conocedor de estas variables, Ted Cruz puede muy bien calcular la vicepresidencia y ser el compañero en la boleta de Bush, al ofrecer elementos complementarios como su origen hispano, su discurso conservador y su convocatoria al sector más radical de la derecha. Veremos.

Twitter: @LKourchenko

También te puede interesar:
"Fuera Dilma"
Venezuela, ¿la amenaza?
Colombia: la paz y la justicia