Opinión

Arranca hoy una nueva etapa

En octubre de 1981, un grupo de periodistas visionarios encabezados por Rogelio Cárdenas Sarmiento, emprendió la aventura de publicar un periódico especializado en información económica, financiera y de negocios.

Ese proyecto generó uno de los diarios más prestigiados y reconocidos en México por su profesionalismo e independencia.

Hoy, poco más de 32 años después, bajo la conducción de su nuevo propietario, Manuel Arroyo, El Financiero adquiere un segundo aire.

México ha cambiado en este lapso. Somos parte de una economía globalizada, en un mundo tremendamente competitivo.

También nos enfrentamos a una revolución tecnológica como no se había visto en el mundo desde los albores del siglo XIX.

Y, especialmente, los medios están cambiando como nunca lo habían hecho para hacerle frente a las necesidades de sus lectores, usuarios, auditorio.

El Financiero cambia porque su entorno también lo hace.

Pero mantiene los pilares del buen periodismo que lo construyeron y que labraron su credibilidad y su prestigio.

Este cambio tiene un ingrediente fundamental: la colaboración estrecha e intensa como la mejor plataforma de información económica de todo el mundo: Bloomberg.

Afrontamos el reto de ofrecer a los televidentes, internautas, usuarios de plataformas móviles y lectores, la mejor información económica, financiera y de negocios, que puedan encontrar en nuestro país.

El Financiero quiere contribuir a elevar la competitividad del país ofreciendo la información y el análisis de la mejor calidad para que la comunidad de negocios tome las decisiones, también de la mejor calidad.

Nos convertiremos en el medio necesario para entender las transformaciones que vamos a vivir, con toda su complejidad y todas sus contradicciones.

Haremos lo necesario para que la inteligencia de los lectores nos elija como la opción para entender al México que habrá de surgir en las próximas décadas del siglo XXI.

Director General Editorial.