Opinión

Aristegui y el "vendaval autoritario"

1
     

      

Periodista Carmen Aristegui

Es absolutamente cierto que se necesitan voces críticas al gobierno en los medios de comunicación, pero no se puede negar que nunca ha habido tantas voces críticas como ahora.

No recuerdo que haya habido un gobierno tan criticado en medios de comunicación como el de Peña Nieto, así es que resulta una falacia decir que la salida de Aristegui de MVS se debe a un clima de censura contra la libertad de expresión.

Su renuncia o despido se debió a un asunto empresarial, en que los dueños del medio quisieron poner reglas en su propiedad, y Carmen fue soberbia para llegar a un acuerdo que no comprometía su libertad de expresión, que nadie le quiso acotar.

A Carmen Aristegui nadie le dijo que tal o cual persona era intocable para la empresa.

Le pidieron la renuncia, o ella renunció, porque los tenía hasta la coronilla de usar a MVS como si fuera su propiedad, cuando era una conductora.

MVS le pagaba a Carmen Aristegui cerca de un millón 200 mil pesos mensuales (a ver, desmiéntanme) absolutamente libres de recargos como pago de secretaria, pago de equipo de reporteros de investigación, etcétera.

Con ese sueldo cualquier dueño se siente ofendido si el empleado usa para su provecho personal el nombre de la empresa para hacer asociaciones con terceros, como fue el caso.

Se comenta que Aristegui salió de MVS por haber comprometido a esa empresa con el reportaje de la 'casa blanca'.

Mentira. El reportaje de Aristegui sobre la 'casa blanca' lo hizo, en efecto, el equipo de reporteros especiales de MVS, pero nunca se transmitió por MVS.

Es decir, con personal de MVS, con recursos de esa empresa, Carmen Aristegui hizo el reportaje de la 'casa blanca' que entregó en exclusiva a Proceso y a su portal de noticias.

Qué bonito negocio para MVS. Le paga más de un millón de pesos mensuales a su conductora, le paga reporteros para que le hagan investigación, y el resultado de esos trabajos no se van a MVS sino a Aristegui Online.

Tengo la impresión de que cualquier dueño se sentiría molesto ante un abuso de esa magnitud.

¿Por qué no pasó el reportaje de la 'casa blanca' por el noticiero de Aristegui en MVS, si se hizo con recursos de MVS? ¿La censuraron? No lo ha dicho.

Ahora dice que hay un “vendaval autoritario” que la corrió de MVS.
¿Cuál vendaval autoritario? Ha dicho lo que quiere y ha falseado la realidad a gusto de sus políticos favoritos: Ebrard y López Obrador, entre otros.

En esta ocasión le colmó la paciencia a los hermanos Vargas, dueños de la estación, porque convocó a una asociación y para ello utilizó el nombre de MVS.

Ahí no hay un problema de libertad de expresión. Si a Carmen le hubieran dicho que no podía tocar tal o cual tema, o que ciertos personajes eran sagrados para MVS, y ella hubiese estado en desacuerdo con esas órdenes, entonces sí hablaríamos de un tema relativo a la libre expresión.

Pero ese no fue el caso. Tuvo micrófono abierto siempre, hasta para hablar mal de los dueños de la empresa y de la empresa misma, mientras devengaba un sueldo, de esa empresa y de esos dueños, superior al millón de pesos mensuales.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
AMLO, ignorante o neoliberal
La autoridad moral de Mancera
Michoacán: el error del PRI