Opinión

Archivos: instrumentos insustituibles del buen gobierno y el combate a la corrupción

    
1
   

   

Corrupción

Comprobada la relación directa entre corrupción, falta de transparencia y deficiente organización archivística de un país –con el consiguiente desaprovechamiento de los archivos como elementos de información para la toma de decisiones–, es evidente que sólo las instituciones y la ciudadanía, consciente del papel de los archivos como garantes de la transparencia y la rendición de cuentas, pueden enfrentar con éxito a una oligarquía global que modificó la economía y las relaciones entre los países sin disminuir añejas desigualdades. En lo relacionado con la memoria, esa globalización disfuncional se empeña en borrar los rasgos identitarios de los pueblos, decidiendo costumbres, idioma y hábitos de consumo, más que de autoafirmación y respeto.

De ahí la importancia y la satisfacción que representa para la Asociación Latinoamericana de Archivos (ALA) y el Archivo General de la Nación (AGN), convocar a la comunidad archivística mundial a la Conferencia del Consejo Internacional de Archivos (ICA por sus siglas en inglés), que se llevará a cabo en la Ciudad de México del 27 al 29 de noviembre, bajo el título: Archivos, Ciudadanía e Interculturalismo.

Será la primera vez que la Conferencia ALA-ICA se realice en una ciudad de Latinoamérica, lo que permitirá el acercamiento entre profesionales de todo el orbe y un intercambio de ideas, experiencias, logros y dolencias, así como la estimulación de cambios necesarios en las políticas archivísticas de nuestros países y en el aprovechamiento de su patrimonio documental.

Tanto la ALA como el AGN consideraron que la temática de la conferencia tenía que ser tan interesante como ambiciosa, habida cuenta de los desafíos que hoy deben enfrentar los países, trátese de sistemas de gobierno, de una legislación archivística actualizada, del mayor o menor rezago en materia de capacitación, de un aprovechamiento acertado de las tecnologías, de equilibrar la relación con los medios de difusión masiva, de las crecientes demandas de una ciudadanía sobresaturada de datos, aunque sin información veraz, o de la necesidad de profesionalizar y posicionar la actividad archivística.

La relación entre archivos y el ejercicio y la protección de los derechos humanos; el tráfico ilícito del patrimonio documental; el vínculo entre archivos y centros de educación superior o el soporte archivístico en la creación artística; los archivos en la rendición de cuentas, el derecho al acceso a la información y la protección de datos personales; los archivos ante el medio ambiente y los desastres naturales; derechos de autor y propiedad intelectual; big data o macrodatos que superan la capacidad del software convencional y gobernanza de la información, son algunas de las propuestas que expondrán especialistas de todo el mundo, en esta conferencia.

Dichos temas serán abordados con el propósito de impulsar políticas públicas que contribuyan a mejorar la gestión documental y a colocar definitivamente a los archivos en la agenda de gobierno, pues la archivística posibilita la ineludible obligación de los gobernantes de preservar el conocimiento y la memoria, rendir cuentas, apostar por la transparencia y combatir la corrupción.

De ahí la necesidad de todo Estado moderno de aprovechar su pertenencia a organismos internacionales que permitan ampliar conocimientos, revisar posturas, realizar intercambios, anular inercias, buscar apoyos y reforzar el imprescindible, pero sistemáticamente eludido, papel de los archivos en las sociedades. Es otra manera de contrarrestar la falsa disyuntiva de que lo global debe prevalecer sobre lo nacional o incluso anularlo, y de rechazar que la apertura a lo mundial tiene que ser unilateral, pues una cosa es la diversidad de expresiones y otra, muy distinta, las imposiciones.

Por ello hacemos un llamado a toda la comunidad de archivistas, funcionarios, investigadores, académicos y todos los involucrados e interesados en los archivos, a participar en la próxima Conferencia ALA-ICA 2017. No podemos perder de vista que los archivos –patrimonio documental de los pueblos– son el antídoto contra la desinformación, la desmemoria y el pensamiento único e instrumentos insustituibles de la transparencia y el combate a la impunidad que apuntalan el ejercicio de la ética pública, elementos que nos hacen recordar que todos vamos en el mismo barco y que sólo mediante una cooperación inteligente y solidaria podremos llegar a buen puerto.

*Presidenta de la Asociación Latinoamericana de Archivos y directora general del Archivo General de la Nación

Twitter: @mdevega1