Opinión

Arabia Saudita, con cambio estratégico

 
1
 

 

[Se estima que el consumo mundial de petróleo aumentará 1.04 millones de bpd en el 2014./Reuters] 

El día de ayer el rey Salman de Arabia Saudita, y su hijo, el príncipe Mohammed bin Salman (MbS), dieron a conocer un cambio fundamental que transformará los pilares económicos en ese país, el segundo más importante del mundo en petróleo. El anuncio fue hecho en televisión por parte del rey, quien reveló el plan denominado “Visión 2030”, con el que pretende reducir de manera importante la dependencia de su reino en el petróleo.

La relevancia global del cambio anunciado ayer fue tan importante, que el sistema de información a los medios se colapsó durante buena parte del día.

Si bien el rey Salman es la cabeza en ese reino —oficialmente su cargo es “Custodio de las Dos Mezquitas Sagradas”—, es más bien su hijo, el príncipe MbS, quien está ejecutando la gran transformación económica. De hecho, él mismo reveló ayer que redimensionará integralmente a Aramco, la empresa petrolera estatal. Ahora será una holding y tiene ya un plan trazado para hacer una oferta pública inicial de acciones por alrededor del cinco por ciento de la compañía. Algunas valuaciones señalan que esta compañía podría tener un valor de mercado de dos billones de dólares (trillion en inglés). Ayer Bloomberg reportaba que algunos analistas estimaban que esa era de entrada una valuación muy pequeña, si se toma en cuenta que las reservas de crudo de ese reino están valuadas en 2.5 billones de dólares. En cualquier caso, la transformación de Arabia Saudita será magna. MbS quiere generar ingresos no petroleros por 100 mil millones de dólares en un plazo de cuatro años.

La transformación integral de un país requiere decisiones de gran envergadura. En México este tipo de modificaciones son más silenciosas y, a excepción de la reforma energética, no se mira a nuestro país en un proceso de transformación tan integral como el presentado por los saudíes hacia el año 2030. Por ejemplo, la iniciativa de ley de Zonas Económicas Especiales, que promete detonar oportunidades magnas para estados del sur del país, ha recibido poca atención de parte de empresarios. Esta ley podrá ser aprobada hoy en la Cámara de Diputados, y promulgada pronto por el presidente Peña Nieto, pero se requeriría un gran aparato mercadológico para robar la atención del mundo cuando ello ocurra (de hecho, ya se reportó la existencia de 179 organizaciones que trabajarán en “defensa de la Madre Tierra” y que se opondrán consistentemente a las ZEE en Oaxaca).

El mundo pertenece a los individuos más osados. Arabia Saudita tendrá muchos problemas, sin duda, pero el ejercicio de transformación estratégico anunciado ayer le garantiza un papel preponderante, como lo ha tenido, entre los países que deciden hacia dónde se dirige la economía del planeta.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Cinco virtudes de que la 'mota' sea legal
Sedesol prepara revolución en Liconsa
Sectur y Profeco deben intervenir: alquiladoras de autos