Opinión

Anticipará hoy Trump
lo que nos espera

 
1
 

 

Trump dirá lo que vendrá en los próximos meses. (Especial)

Sólo los ingenuos o los crédulos esperan que Donald Trump no cumpla al menos parcialmente con sus ofertas de campaña, las que involucran efectos negativos contra México.

Hoy, a las 10 de la mañana tiempo de México, ofrecerá una conferencia de prensa en la que se espera que pueda delinear algunos de los puntos esenciales que presentará oficialmente en su discurso del próximo 20 de enero, cuando arranque su mandato.

El nerviosismo provocado por este evento llevó ayer al tipo de cambio del peso frente al dólar a un máximo histórico. Por la tarde, la moneda norteamericana llegó a cotizar en 21.85 pesos y en ventanillas bancarias cerró ayer en 22.10 pesos.

¿Qué debemos esperar que diga Trump hoy o el 20 enero?

1.- Va a ratificar su decisión de convocar a una renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica.
Hacia finales de enero o en el curso de febrero es probable que se den los primeros encuentros oficiales con este propósito. La administración de Trump va a buscar ganancias, sobre todo para un grupo de sectores manufactureros tradicionales establecidos en el noreste de Estados Unidos, como la industria del automóvil, la del acero y de equipos diversos. México y Canadá van a proponer que se utilice como base de la negociación el acuerdo que se había alcanzado en el marco del TPP y que implica temas como el comercio electrónico o las patentes y propiedad intelectual, entre diversos aspectos que no se incluyeron en el TLCAN. Ese será el punto de partida de la negociación.

Ratificará lo que ya ha dicho, sin dar detalles, en el sentido de imponer una carga impositiva mayor para las empresas que inviertan afuera de Estados Unidos y exporten sus productos a ese país.

2.- Va a ratificar su determinación de construir el muro.
No va a decir que no se tratará de una muralla de concreto de tres mil kilómetros sino de muros, vallas, cercas y vigilancia electrónica, según el punto de la frontera del que se trate. Y cuando comience la edificación de alguna de las robustas bardas, va a tener presencia mediática y va a convencer a sus crédulos electores de que cumplió con su promesa, además de persuadirlos de que, a la larga, será pagado por México.

3.- Va a proponer una política migratoria agresiva.
No va a anunciar redadas y cacería de indocumentados por todas partes, pero va a apretar la vigilancia sobre migrantes indocumentados. No tendremos un retorno masivo de deportados en enero, pero sí la confirmación de una política migratoria que va a agravar la que ya puso en práctica el gobierno de Obama.

4.- Pondrá sobre la mesa el tema de las remesas.
Gravar las remesas parece complejo y quizás el tema no esté entre los puntos que proponga prioritariamente el presidente electo mañana o aún el 20 de enero. Pero será un tema que va pender como amenaza.

Ante ello, conviene recordar lo que dijo Michael Bloomberg cuando vino a México hace algunas semanas: hagan caso de lo que haga Donald Trump, no tanto de lo que diga.

Lo de mayor impacto es la renegociación del TLCAN.

Incidir sobre ese punto de la agenda es la clave. Si al paso de los días, existe la percepción de que se trata en verdad de negociar, quizá la presión sobre el peso se amortigüe.

Pero si lo que se anticipa es la imposición del gobierno de Trump para que México y Canadá acepten sus términos o si no, retirarse del TLCAN, entonces la turbulencia financiera, lamentablemente, va a tomar otra dimensión.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Funcionará el pacto?
Breve historia de los gasolinazos
Gasolina, ¿hechos o ideología?