Opinión

AMUCSS y Red Confianza merecedores del Premio del Foro Mundial de Remesas y Desarrollo 2015

 
1
 

 

Ahorro

Es un motivo de satisfacción y orgullo hacer público que la Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (AMUCSS) y la empresa social Red Confianza SC fueron galardonadas por el Fondo Internacional para el Desarrollo para la Agricultura (FIDA) de Naciones Unidas con el premio al mejor proyecto del Foro Mundial de Remesas y Desarrollo 2015.

El premio fue entregado en Milán, Italia durante el Foro Global de Remesas y Desarrollo celebrado del 16 al 19 de junio. En el evento se dieron cita grandes operadores trasmisores de dinero, reguladores, bancos centrales, organismos multilaterales, redes postales postales, directivos de bancos comerciales y operadores de microfinanzas de todo el mundo. En este evento fue reconocido el trabajo de AMUCSS y de RED CONFIANZA, pero también es un reconocimiento al esfuerzo que hacen las instituciones financieras rurales del sector de ahorro y crédito popular, logrando poner el sofisticado mundo financiero al alcance de la población rural e indígena más pobre y marginada de este país.

Este galardón se da por la innovación en procesos, productos y servicios que han permitido a las familias de migrantes cobrar sus remesas en sociedades financieras muy cercanas a su comunidad, con una reducción de costos de transacción del orden de 25%, en comparación con cobrar la remesa en bancos comerciales que les quedan lejos de sus comunidades. No sólo esto, sino que esta proximidad les ha permitido bancarizar la remesa en cuentas de ahorro, lo que dinamiza su economía familiar y potencia el uso de las mismas, ya que la institución financiera que lo atiende, le provee otros servicios como crédito para negocios, crédito para vivienda, seguros, educación financiera, lo que hace que la remesa se traduzca en inversiones para la educación de los hijos, la ampliación de vivienda, inicio de negocios y la formación de un patrimonio duradero para cuando su migrante regrese.

El avance tecnológico introducido por Red Confianza, no se queda fuera de este premio porque estos servicios tendrán operatividad desde Estados Unidos vía teléfono celular y tarjeta de débito, de manera que la remesa podrá ser depositada desde un dispositivo móvil hasta la cuenta de ahorro de su familiar en México reduciendo aún más los costos de transacción, lo cual significará mayor bienestar para este segmento de consumidores.

El alcance de este proyecto abarca un pago de remesas anuales del orden de mas de quinientos millones de pesos hacia comunidades en la Montaña guerrerense, en la mixteca oaxaqueña, en la Sierra Norte de Puebla, entre otras de pobreza extrema y alta marginación.

Después de este premio queda la reflexión de que la banca social mexicana y el proyecto AMUCSS en particular han luchado por más de 20 años por una inclusión financiera efectiva que reduzca vulnerabilidad y contribuya a la erradicación de la pobreza rural. Donde vemos que modelos como estos son esquemas altamente efectivos para las familias rurales. El significado más importante a este premio es el hacer notar la importancia que juegan las instituciones de base comunitaria respecto a la cercanía la identidad y principalmente el vínculo que desarrollan entre los servicios financieros y el desarrollo local.

No pocas veces se trabaja contra corriente, con regulación y legislación en contra, con mayores barreras de entrada que los sistemas financieros más sofisticados porque enfrentamos problemas de conectividad digital, problemas de infraestructura de caminos e inseguridad, pero a pesar de estas condiciones adversas, las intermediarias de proximidad atienen y bancarizan ya a varios millones de personas en el medio rural.

Y pese a todo tenemos cuantiosas historias de éxito y de cambio de vida entre nuestros socios, historias de salida de la pobreza y de reducción de vulnerabilidad, lo que nos da más fuerza y nos pone una meta más alta para seguir produciendo, seguir generando empleos en México y hacer la diferencia para la gente que confía en nosotros.

También te puede interesar

Reforma agraria: ¿qué hemos aprendido?

Campesinos: los olvidados de la nueva política de vivienda

Campaña sin hambre, paliativo superficial a un problema estructural