Opinión

AMLO el loco

El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua lo define de 10 formas distintas, las dos primeras dicen así:

loco, ca.

1. adj. Que ha perdido la razón.

2. adj. De poco juicio, disparatado e imprudente.

~ perenne.

1. loc. adj. persona que en ningún tiempo está en su juicio.

Define perfecto a Andrés Manuel López Obrador, quien la semana pasada confirmó -con sus declaraciones- lo que ya varios sospechábamos: que está loco, fuera de sus cabales, que ha perdido la razón. Otros dirían que no está loco, sino que su mezquindad política es inconmensurable.

¿Por qué? Entiendo que no disfrute los éxitos de sus adversarios políticos. Que todos los días le pida a Dios que le vaya mal al gobierno. Que conjure para que los astros se alineen y a crisis política en Ucrania, el genocidio en Siria, el conflicto palestino, la revuelta callejera en Venezuela y hasta el fracaso matrimonial del presidente francés, François Hollande, sean culpa directa o indirecta de Enrique Peña Nieto, de la mafia del poder o de los ‘pirrurris’, los ricos, pues.

Para López Obrador, ‘El Chapo’ aceptó dejar de ser el delincuente más peligroso, buscado y rico de México, reclamado por la justicia de Estados Unidos. Dejar a su familia, sus millones de dólares que lo colocaron en la lista de Forbes, sus decenas de propiedades, sus autos, viajes y enormes lujos para seguirle el juego al presidente Peña Nieto y regalarle uno de los mayores triunfos del gobierno mexicano en los últimos años.

Según López Obrador, los años de búsqueda, miles de elementos de la Marina y el Ejército, PGR, la colaboración de agentes de la DEA, ICE, FBI, los más altos niveles de la inteligencia norteamericana, las escuchas telefónicas, el rastreo satelital, las capturas previas, la muerte de policías y de narcos y todo lo demás, han sido sólo un montaje del gobierno.

¿Tan imbéciles e ignorantes nos cree el señor López Obrador? ¿En realidad piensa que nos tragamos su paranoica teoría del complot? ¿Y las felicitaciones de gobiernos de todo el mundo? ¿Y la gran cobertura periodística de medios internacionales que destacaron la noticia? ¿También se prestaron al montaje del ‘circo’?

¡Está de atar!

Por cierto…

Aquí le he hablado de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, tiradero de cadáveres del narco durante la gestión de Enrique Alfaro Ramírez.

Ahí se inauguró el centro de investigación y desarrollo de Continental Automotive, donde el gobernador Aristóteles Sandoval presumió que en Jalisco pasó de la manufactura a la generación del conocimiento, al desarrollo de tecnología, al desarrollo de software o generación de servicios. Eso falta en muchas regiones del país.

Rafael Moreno Valle acaba de entregar la presidencia de la CONAGO. Le tocó la aprobación de las reformas el año pasado. Es el primer gobernador panista en ocupar el cargo y ahora se concentrará en la construcción del segundo piso de la autopista México-Puebla.

Hasta el miércoles.