Opinión

AMLO, con ventaja

 
1
 

 

ME. ¿Qué les dicen a inversionistas extranjeros sobre AMLO?

Leyendo la opinión que publicó Andrés Manuel López Obrador en el Washington Post, me recuerda por qué el PRI no regresa a Los Pinos en 2018. ¡Cuidado! No estoy asegurando que AMLO será el siguiente presidente, pero sí es claro por qué tantos apuestan que será el ganador en 2018.

No sólo lleva años haciendo campaña, y no tiene ataduras. Sobre todo, la gran ventaja de Andrés Manuel para estas elecciones es la debilidad de sus opositores y de los partidos políticos.

El dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, escribió un artículo para el Washington Post, en el cual critica la retórica del presidente Donald Trump, de quien dijo que su política exterior es defectuosa y contraproductiva. López Obrador recalca que la estrategia de Trump fue –y sigue siendo– distraer la atención de los problemas reales de Estados Unidos, los cuales son el desempleo, pobreza e instituciones públicas ineficientes, y que se enfocó mejor en “enemigos imaginarios”, su objetivo principal era llegar a la Casa Blanca, aunque eso significara el “promover el odio racial, paranoia colectiva y arrogancia imperial, la cual está obsoleta en estos días”.

Nada nuevo, pero sí le quiso dar cátedra a Trump y a los estadounidenses subrayando por qué se equivocaron votando por Trump. Y repetir estas obviedades no era para consumo de los que votaron por Trump, sino para consumo nacional. Y de nuevo, una posición verdaderamente efectiva, porque en estas elecciones, mientras más un candidato ataque a Trump, más acumula votos.

Andrés Manuel dice tener la visión de reparar la relación bilateral y defender a nuestros ciudadanos que están en Estados Unidos, y que para eso tienen preparadas dos cosas: primero, explicarle al pueblo estadounidense que han sido engañados por retórica demagógica con la intención de alimentar ambiciones electorales y oscurecer las causas reales de la situación; segundo, mostrarle a los migrantes mexicanos la importancia de su presencia y su trabajo al norte de la frontera, así como ayudarles a ver cómo la aplicación del dogma neoliberal en México afectó sus vidas.

¡Wow! Vincular la tragedia de los migrantes mexicanos con la “dogma neoliberal”, también brillante. Porque después subraya cómo su partido pide defender la soberanía. “En ese momento pedimos al presidente Enrique Peña Nieto que adoptara una actitud digna y firme ante las pretensiones de la nueva administración, algo que Peña no hizo, ni hará”.

El poder de esta columna sólo puede entenderse ante los comentarios del secretario de Seguridad Interna, John Kelly, quien afirmó en una audiencia que sería malo para México y Estados Unidos que ganara un candidato de la izquierda en 2018. Y aunque Miguel Ángel Mancera hizo declaraciones sintiéndose aludido, la verdad es que Kelly estaba hablando de AMLO.

¡Pum! Aquí la realidad política de la situación de cualquiera que sea candidato del PRI es que durante la negociación del NAFTA, sin importar quién sea, estará cavando la tumba de cualquier posibilidad de un presidente priista en 2018.

Mientras tanto, en el interior del Partido Acción Nacional (PAN) las rencillas entre el expresidente Felipe Calderón, Ricardo Anaya –actual dirigente del CEN del partido– y Juan José Rodríguez Prats han provocado que Calderón contemple renunciar al blanquiazul –amaga Calderón con retirarse del PAN en caso de que no apoyen a su esposa, quien optaría por una candidatura independiente.

Margarita Zavala escribió también para el Washington Post en marzo. ¿Los estadounidenses dejarán que Trump destruya las relaciones México-Estados Unidos? “Los mexicanos tendrán que preguntarse si los Estados Unidos son un socio confiable y de cómo se ve el futuro de la relación”. Preguntas interesantes, pero la columna no ataca a sus adversarios.

Anaya, por su parte, llamó a la unidad dentro del partido e identificó a Andrés Manuel López Obrador como el principal adversario, refiriéndose a él como “el populismo mesiánico y destructor”. A finales de febrero, Anaya dio una conferencia en The George Washington University, sobre los retos en la relación bilateral entre México y EU en la era de Donald Trump. Por lo menos hace referencia a AMLO pero no es un gol político.

Hacer campaña para la presidencia de 2018 es útil cuando se entiende claramente quién es el auditorio y quienes los electores. Cómo ganar a AMLO, cuando en lugar de hacer campaña los otros candidatos se pelean entre sí y no en contra de Trump.

Twitter: @Amsalazar

También te puede interesar:
Los ridículos 100 días
¿Tercera Guerra? Por ahora no, thank God
¡Sorpresa! ¿Por qué EU bombardeó la base aérea en Siria?