Opinión

Amado y Gastón
se presumen ¿inocentes?

Amado Yáñez y Gastón Azcárraga comparten hoy estar tras las rejas. El primero por un megafraude bancario, que según la opinión de delito de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que a su vez envío a la Procuraduría General de la República (PGR), sí quebrantó la ley, falsificó firmas y desvío recursos del préstamo de Banamex para otros fines. Pero él se presume inocente y como mago desapareció los miles de millones de pesos que se le prestaron.

La PRG dice que habrá más cargos en contra de don Amado, quien ha criticado a esa institución financiera aunque, por cierto, ha pedido desde el arranque de las investigaciones ser coadyuvante del caso para tener acceso al expediente, pero todo parece indicar que no lo ha logrado.
En Banamex, por lo pronto, siguen en el proceso de analizar este fraude. La primera etapa fue el despido de 11 de sus colaboradores, directivos y empleados. Dicen que esto fue sólo el primer paso, pero anticipan que habrá más consecuencias. Los puestos “vacantes”, por el momento, fueron ocupados por los trabajadores del área, aunque ya llegan los primeros cambios.

En el lugar de José Antonio González, quien era el director de Banca Corporativa y de Inversión de Banamex, conocido como “Pepín”, uno de los mayores puestos en el banco, será ocupado por el chileno Jorge Mora, quien recientemente fue director de Banca Corporativa y de Inversión para Ecuador, Centroamérica y el Caribe, y antes estuvo al frente de Citibank en Costa Rica.

Además de revisar el área, Mora pondrá la lupa en el expediente de Oceanografía y reportará directamente a Javier Arrigunaga, director de Banamex y a Eduardo Cruz, director regional de Banca Corporativa y de Inversión Latinoamérica-México.

Alfredo Capote, director de Banca de Inversión de México, reportará directamente a Eduardo Cruz y también ahora a Jorge Mora.
Según fuentes del sector financiero, su llegada se prevé con total discreción. Nada de anuncios de confirmación por el banco. El detalle al que hay que poner atención es que viene directamente de Citigroup.
En el caso de Gastón Azcárraga, pocos saben que luego de que la aerolínea dejo de operar, él seguía acudiendo a los consejos de los cuales formaba parte, como BBVA Bancomer, ING México, Corporación Mexicana de Restaurantes, entre otros.

Visitante incómodo, nos cuentan que no sabían cómo despedirlo como consejero, pues él aseguraba que compró una empresa ya quebrada y que no sabía lo mal que estaba. En varios encuentros estuvo acompañado de su esposa y varios de sus colegas consejeros coinciden hoy que tienen dudas sobre si miente o dice la verdad, por lo que la moneda está en el aire.

Twitter: @ JLeyvaReus