Opinión

Ajustar sobre la marcha

 
1
 

 

ME. Ajustar sobre la marcha.

El panorama económico del mundo se ha complicado. Ayer el FMI dio a conocer la revisión de sus pronósticos económicos para el cierre de este año y el 2016, y en términos generales baja las expectativas de crecimiento.

Sin embargo, aunque la baja es generalizada, hay un gran contraste en las diferentes zonas del mundo.

Las economías avanzadas crecerán este año 2.0 por ciento, debajo de lo esperado pero que aun así está dos décimas por arriba del año pasado y se prevén dos décimas más para 2016.

Pero, por ejemplo, América Latina y el Caribe, que crecieron 1.3 por ciento el año pasado, caerán 0.3 por ciento éste y apenas lo harán 0.8 por ciento para 2016.

Entre las diferentes zonas que analiza el FMI, el desempeño de nuestra región será el peor del mundo.

¿Cuál es la razón por la que América Latina se encuentra en una virtual recesión?

Algunas de las economías más grandes de la zona, como Brasil o Venezuela, dependen en gran medida de las exportaciones de productos agropecuarios, minerales o energía.

Y algunos países son altamente dependientes del comercio con China. Por eso el resultado negativo.

El caso que más impacto tiene en toda la región es el de Brasil.

Para este año la Cepal anticipa una caída del PIB de Brasil de 2.8 por ciento y para 2016 otra de 1.0 por ciento.

Esto significa que el PIB de Brasil al término de 2016 será inferior en 3.6 por ciento al que tenían en 2013. Es decir, llegaremos a los Juegos Olímpicos con el peor retroceso en la economía brasileña desde 1990.

Y, en el caso de Venezuela, ya ni hablar. En sólo 2015 y 2016 la Cepal considera que habrá una caída acumulada de 13.2 por ciento.

Lo que estamos observando es la consecuencia del fin de un ciclo largo de la economía mundial que se basó en precios elevados de materias primas motivados por el crecimiento elevado de China.

Esa condición cambió.

El FMI estima que después del desplome de este año, el precio del petróleo tendrá otro leve descenso en 2016, de 2.4 por ciento. Pero el resto de materias primas también caerán a una tasa de 5.1 por ciento.

Aun en países con economías mucho más diversificadas como México, el impacto es visible en los ingresos públicos. Hemos tenido una despetrolización obligada de las finanzas públicas, con los ajustes y acomodos que ésto ha requerido.

¿Qué significa el panorama económico que en esta semana han descrito el FMI y la Cepal?

Que viviremos en un mundo cada vez más complicado y competitivo.

Un error, una distracción o una reacción tardía pueden costar mucho.

Cuando el mundo era menos volátil quizás había márgenes de maniobra más amplios. Pero cuando estamos en un terreno tan irregular, tan sujeto a cambios de ánimo de los inversionistas, entonces no hay margen para equivocarse.

Ayer, los legisladores de la Comisión de Hacienda ya anunciaron ajustes a la baja al precio estimado del petróleo y al alza para la cotización estimada del dólar.

Suena a una medida sensata, cuyas consecuencias en materia de Presupuesto deberán ser medidas con cuidado.

Ni modo, ajustar sobre la marcha y de manera ágil, parece ser hoy el único recurso para hacerle frente al complejo mundo al que nos enfrentamos.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Afectaría el freno de China a México?
¿Puede China detonar una recesión mundial?
¿Es preocupante el nivel de deuda pública?