Opinión

Aires de continuidad en capital markets

 
1
 

 

BMV

Pasaron 10 meses para que el mercado inmobiliario respondiera al llamado que en octubre pasado hicieron la Secretaría de Hacienda y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para anunciar las reglas de operación de la FIBRA E.

Ya a estas horas está clara la apuesta de Pinfra, que a través de su subsidiaria PACSA buscará emitir dos series de certificados para atraer recursos de inversionistas interesados en los ingresos que genera la carretera México-Toluca integrados a un fideicomiso.

Es interesante ver en una era diferente del financiamiento de infraestructura a David Peñaloza, que con la salida al mercado de su FIBRA financiará gastos en inversión, capital de trabajo y 2 mil 800 millones de pesos en deuda.

Como se recordará este vehículo financiero hace factible el fondeo a empresas con proyectos en áreas como gas natural, energía, sistemas de transporte urbano, puertos, terminales, aeródromos, redes troncales de agua potable, carreteras y otras áreas de infraestructura.

La idea es que la inversión sea 70 por ciento proveniente de inversión nacional y el resto en emisiones del gobierno federal. La apuesta de Peñalosa no está totalmente clara en el prospecto de colocación, lo que sí es que rompe meses de silencio en torno a un vehículo del que se esperaba al menos contar con 6 ejemplos a lo largo del 2016.

En su momento, se dijo que los principales proyectos rentables serían originados desde Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad, incluso se mencionaron nombres de gigantes como Alfa e IEnova.

Sin embargo, ahora se observa un mercado cauteloso que recién ha vivido turbulencia cambiaria y financiera, que va saliendo de un período vacacional y que ahora tiene en ciernes la salida de un par de nuevos competidores desde la iniciativa privada.

Asimismo habrá que considerar que los lentos procesos de licitaciones públicas, aunados a la crisis financiera reciente pudieran haber limitado su salida.

Sea cual sea la razón de fondo, es un hecho que el mapa financiero global cambió para quienes participan en el mercado de capitales y que sólo aquellos modelos de negocio sólidos lograrán insertarse en la ligera ola de expansión que se vislumbra venir.

Sólo hay que observar la historia reciente: tras la salida de la oferta pública de Planigrupo en julio, la colocación de Fibra HD a mediados del año pasado y PACSA, quedó concretado el prospecto de colocación de Fibra Plus como una muestra de que las posibilidades de fondeo a través de éste vehículo son ilimitadas.

Twitter:@claudiaolguinmx

También te puede interesar:

El regreso de las Sofomes hipotecarias

Los dilemas del poniente

Turbulencia y liquidez en el real estate

>