Opinión

Ahumada, su narcomina
y los chinos

La historia de Carlos Ahumada sobre su persecución política hasta Argentina a cargo del Cisen para intimidarlo y que se desista de seguir atacando legalmente a la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, con una demanda por más de 500 millones de pesos por adeudos de cuando era líder del PRD hace más de una década, es fantástica. Pero la historia que tienen las autoridades federales sobre Ahumada, que no tiene que ver con la política, ni con Robles o el PRD, sino con el tráfico de uranio, La Familia Michoacana y los chinos, es sensacional.

Ahumada, en su paranoia, parece haberse disparado en el pie. Esta semana el empresario argentino que no puede volver a México porque puede ir a la cárcel por fraude, entregó al periodista Ciro Gómez Leyva un video tomado por las cámaras del edificio donde vive el 1 de octubre pasado, en el cual se le ve con un hombre, al que identifica como el agente del Cisen Raúl Hiram Valadez de la Cruz quien, dijo, le exigió que dejara de molestar a Robles. El video fue transmitido en su noticiero de Radio Fórmula.

El empresario, como siempre, se fuga hacia delante. En la radio acusó al Cisen, órgano del Estado mexicano, de servir a los intereses particulares de Robles. El gobierno federal hace muchas cosas extrañas y heterodoxas, pero usar dinero de los contribuyentes para enviar al representante del Cisen en Colombia, para ver un tema de política-electoral, parece demasiado. El Cisen tampoco se ayuda mucho. Informar que su delegado iba a visitar un museo en sus vacaciones y se topó con Ahumada, parece un tanto ingenuo, por decir algo. Qué estaba haciendo Valadez de la Cruz en el departamento donde vive Ahumada sólo sería relevante si es parte de una investigación sobre uno de los orígenes de la fortuna del empresario, y cómo usó parte de esos dineros para subvertir la política en México.

Los detalles de la presunta relación de Ahumada con el narcotráfico le cayeron inesperadamente a la PGR el año pasado, cuando a finales de junio la Marina detuvo a José María Chávez Magaña, apodado El Pony, quien era el jefe de La Familia Michoacana en el Estado de México. El Pony, uno de los criminales que más información de calidad ha aportado a la PGR en los últimos meses, le dibujó toda la estructura y operación del cártel durante casi una década, con borbotones de información que, entre las partes utilizadas por él como contexto, de manera tangencial, surgió el nombre de Ahumada.

Entre estas informaciones marginales mencionó el secuestro hace casi una década de un canadiense en Arcelia, Guerrero, ordenado por uno de sus lugartenientes, Johnny Hurtado Olascoaga, apodado El Fish, que actualmente es el jefe de la banda criminal que domina una amplia región de Tierra Caliente en Guerrero y el Estado de México, y la intermediación de un compatriota de él. Los canadienses fueron identificados por Chávez Magaña como “Guy de Launiere” y “Normand Alarie”, quienes figuran como fundador y socio de Maza Diamond Drilling, una compañía fundada en Mazatlán en 2007. Según el criminal, “son socios y tienen una cantidad muy fuerte invertida Carlos Ahumada Kurtz, quien es un empresario de muchas influencias y con mucho poder económico, y que tiene como socio y tiene invertidos más de 15 millones de pesos en esa mina a quien le dicen 'El Ciego' o 'El Colega'.”

De acuerdo con su testimonio, la mina está en el poblado de Campo Morado, en el municipio de Arcelia. “El negocio principal en esa mina es la extracción de uranio que mandan a China”, dijo Chávez Magaña a la PGR. “Al parecer, estas personas ante Hacienda sólo reportan la plata y el cobre que extraen, y ni el oro ni el uranio es reportado”. El oro es un metal precioso, pero el uranio es un mineral estratégico indispensable en la industria nuclear –militar y comercial– una vez que se ha enriquecido. China es uno de los países que tiene la tecnología para enriquecer uranio.

La mina de Campo Morado es operada por Farallón Minera Mexicana, SA de CV, pero en ninguna parte de la información que proporcionó El Pony a la PGR sobre las minas y el narcotráfico, aparece mencionada. Tampoco figura ninguna relación personal o empresarial con Ahumada. La única referencia, que no está en expedientes, es que esa empresa con matriz en Vancouver, Canadá, ha contratado como proveedor externo a Maza Diamond Drilling.

Chávez Magaña dijo que El Fish no se metía con el empresario argentino, su socio, aparentemente mexicano y los canadienses, porque todos los vehículos de carga que tenía –que eran robados–, se los contrataba la mina. “No sé si ‘El Fish’ tenga negocios con Carlos Ahumada Kurtz”, dijo. “Lo que sí sé es que Carlos Ahumada Kurtz es una persona muy lista y no se asocia con nadie si el socio no invierte dinero”.

Ahumada sigue siendo muy listo, aunque a veces su soberbia y temperamento lo pierden. ¿Es lo que pasó con la acusación al Cisen y su regreso al escenario público? No se sabe aún. Todo dependerá si con la información que tiene la PGR sobre sus presuntas vinculaciones con el narcotráfico y contrabando a China, se le abre una investigación federal por crímenes qye jamás pudo imaginarse que le caerían encima.

Twitter: @rivapa