Opinión

Ahorro en Afore financiaría obras de reforma energética

La volatilidad en los mercados financieros vino a postergar, pero no a cancelar, los proyectos de ofertas públicas iniciales en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Actualmente hay nueve empresas en pipeline (tubería) que están listas para salir al mercado de renta variable, ya sea con colocaciones accionarias o de Fibras.

En 2014 sólo hubo tres ofertas públicas iniciales de acciones –de Grupo Hotelero Santa Fe, Hoteles City Express y Grupo Rotoplas– y dos de Fibras –de Prologis y Fibra Mty.

Los emisores que están por salir sólo esperan que se abra una ventana de oportunidad cuando disminuya la volatilidad en los mercados.
A diferencia de las colocaciones anteriores en el mercado accionario, como las de Grupo Hotelero Santa Fe y Rotoplas, que son medianas empresas, las que preparan su salida a bolsa son firmas de mayor tamaño y de diversos sectores, incluido el energético.

Además, hay unas 15 solicitudes para colocar CKD'es (Certificados de Capital de Desarrollo); cuatro de ellas llegaron a la BMV en el último trimestre del año anterior. Otras se recibieron recientemente y están vinculadas al sector energético.

Esa es la razón por la que la institución bursátil, que desde el 1 de enero preside Jaime Ruiz Sacristán y dirige José-Oriol Bosch Par, diseña un nuevo producto para facilitar las colocaciones de los emisores del sector energético.

Es un instrumento que en otros mercados se llama Master Limited Partnership (MLP) y que se relaciona con el uso de recursos naturales, como el petróleo y gas natural.

La BMV busca desarrollar un producto local, cuyo flujo neto se distribuiría entre los inversionistas, que serían socios de un proyecto energético, no de una empresa.

Según el director general adjunto de Planeación y Promoción de la BMV, José Manuel Allende, el instrumento sería una mezcla entre los CKD'es y Fibras.

Ambos son instrumentos de inversión de largo plazo cuyo objetivo es financiar proyectos de infraestructura y bienes raíces, en cada caso.
Si el nuevo producto resulta una mezcla entre los CKD'es y Fibras, las Afore y sus Siefore podrían invertir en los “MLP mexicanos”.

Dicho de otra manera, el ahorro para el retiro de los trabajadores contribuiría a financiar los proyectos que derivarían de la reforma energética, clave para el futuro de México.

En cuanto a la búsqueda de medianas empresas para facilitar su acceso al mercado, la BMV y la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles concluyeron en diciembre una gira de promoción de tres meses en el interior del país, cuyo resultado fue que entre 10 y 12 firmas mostraron interés.

De acuerdo con los nuevos directivos de la BMV, el valor de capitalización promedio de las empresas que se listan en México es muy superior al de otros mercados, como Nueva York, Londres o Sao Paulo.

Lo anterior indica que a esos mercados acceden muchas más empresas medianas, mientras que aquí las grandes firmas son las que básicamente optan por el financiamiento bursátil.

Twitter: @VictorPiz