Opinión

Afore, ¿la revolución que viene?

 
1
 

 

[Arturo Monroy] Afore Inbursa se ubica en últimos lugares. 

Miles de personas salieron a la calle a manifestarse contra el sistema de pensiones, porque la mayoría de los jubilados reciben menos de un salario mínimo; demandan que sean los mismos trabajadores quienes manejen sus fondos ante el fracaso de sus administradoras, acusadas de servir a los grupos de interés económico. Esta noticia reciente es de Chile y bien podría ser un adelanto de lo que nos espera en México.

En días pasados, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, habló de la posibilidad de aumentar las contribuciones obligatorias a las Afore. En este momento es de 6.5 por ciento sobre el salario base de cotización, el menor de los 34 países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La justificación de Videgaray va en el sentido de que la OCDE aseguró el año pasado que si se cotiza por 40 años con una aportación de entre 13 y 18 por ciento, generaría una inversión suficiente para jubilarse con una cantidad similar al del último sueldo registrado.

Esto es relevante porque según el Consejo Nacional de Población (Conapo) los mayores de 60 años representan actualmente 10 por ciento [de la población], pero en 2050 serán 21.5 por ciento. (EL FINANCIERO22 agosto 2016)

Lo confirma la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), que habla de la 'generación Afore', pues no tendrán ninguna otra opción más que pensionarse a través de este sistema, siempre y cuando hayan cubierto los requerimientos establecidos.

La Consar hace un análisis y encuentra que las aportaciones alcanzan para ocho años de sostenimiento y faltarían otros 10 años para cumplir con la esperanza de vida. Por eso sugieren un aumento de entre 10 y 13 por ciento, en lugar de 6.5 por ciento.

Hay camino por recorrer, ya que la propuesta debe pasar por el Congreso y habría que tener la propuesta concreta para evaluar el impacto. Por ejemplo, determinar si sólo sería por parte de los trabajadores o si se incluiría al gobierno y empresas.

Para las personas que apenas les alcanza su ingreso, la medida podría resultar muy desgastante en el corto plazo, aunque alivie su perspectiva de retiro.

También serían afectados sin retribución quienes decidan jubilarse con el IMSS, porque ese monto de la Afore pasaría a las arcas de dicho instituto.

Es decir, pondrían una mayor cantidad de dinero sin obtener una pensión superior.

El tema da para más y los invito a continuar reflexionando el próximo jueves en este espacio.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Estás preparado para tu vejez?
¿En dónde está el dinero? Tal vez en gastos ocultos
'Crowdfunding', ¿buena opción?

>