Opinión

Adiós a los trabajadores transitorios de Pemex

 
1
 

 

ME. Crisis de Pemex tira 29% flujo de viajeros.

Aunque no lo incluye en su Plan de Negocios, Pemex ya dio los primeros pasos para una reconfiguración en su estructura laboral con la que busca neutralizar discretamente la figura de los trabajadores transitorios, o eventuales.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, se contemplan recortes considerables para el pago de sueldos y salarios. En el consolidado será de menos seis por ciento, pero en el detalle, podemos reportar que en Pemex Fertilizantes y Pemex Logística se recortó 98 y 97 por ciento, respectivamente, mientras que para las oficinas corporativas se redujo casi 29 por ciento el dinero para la nómina.

Pemex explicó que van a continuar utilizando lo menos posible a los transitorios, y que muchas de los ajustes programados para 2017 ya se hicieron este año como parte del recorte de 100 mil millones de pesos que se aplicó desde febrero y que incluyó también una reducción de 40 por ciento de la plantilla de altos mandos.

El Contrato Colectivo de Trabajo vigente, refiere en la cláusula 35 que son los trabajadores transitorios aquellos que ocupan “provisionalmente un puesto permanente o para ejecutar trabajos temporales o por obra determinada”.

Así, esta es la forma de vida de muchas familias principalmente en la franja costera del Golfo de México que corre de Veracruz hasta Campeche.

La semana pasada tuve una breve entrevista con el director de Pemex, José Antonio González Anaya en donde afirmó que la rentabilidad definirá el futuro laboral de Pemex y que las decisiones de “hacer la casa más chica” se irán tomando uno a uno por cada proyecto.

Sin embargo, con los recortes al presupuesto ya se está adelantando.
Una fuente cercana a las élites que deciden el futuro laboral de Pemex me contó que las reducciones en el presupuesto laboral fueron una moneda de cambio para que en el Congreso de la Unión se quedaran tranquilos y “vieran que Pemex sí está aplicando los recortes”, vaya, que sí se quiere ajustar el cinturón.

La realidad es que los rumores sobre despidos masivos se han manifestado en diferentes áreas de la empresa, e incluso, a esta columna llegó una denuncia de personas que estafan a trabajadores eventuales con supuestos contratos que no se logran.

Esto es un reflejo de la incertidumbre que se vive en la empresa productiva del Estado, al menos en materia laboral, pues a pesar del celebrado y aplaudido Plan de Negocios, el futuro laboral de Pemex sigue siendo un tabú.

Te dejo este dato: en contraste con la petrolera, en la Comisión Federal de Electricidad el presupuesto para pago de sueldos y salarios será 0.3 por ciento mayor en 2017 en comparación con este año que ya casi cierra. Un crecimiento marginal, pero crecimiento a final de cuentas.

Correo: atorresh@elfinanciero.com.mx
Twitter: @Atzayaelh

También te puede interesar:

México ya no puede depender de la gasolina de Estados Unidos
La recuperación de Pemex dependerá del siguiente gobierno
¿Por qué a pesar de la Reforma Energética sólo puedo comprarle a la CFE?