Opinión

¿Acomplejado con tus finanzas? 5 pasos para superarlo

Los complejos, bajo una perspectiva psicológica, tienen que ver con ideas y emociones reprimidas y asociadas a experiencias que perturban el comportamiento. Esto llega a suceder en el terreno de las finanzas personales, con creencias como “soy muy malo para manejar mi dinero” o con el sentimiento de “loser”, porque se tiene problemas de solvencia.

Esas ideas arraigadas en la mente de muchos, seguramente son producto de malas decisiones económicas, pero mantenerlas inhibe la posibilidad de encontrar una salida. Para combatirlas sugiero los siguientes pasos.

1.- Compromiso: El punto central es aceptar la necesidad de abocarse sobre el tema de arreglar la circunstancia financiera que se enfrenta y generar un compromiso, porque es imposible tener éxito en cualquier labor, si antes no se tiene la certeza de quererlo hacer.

Es fundamental establecer tiempos para dedicarle, al grado de agendarlo; de otra manera se postergarán eternamente.

2.- Motivación: Si bien es bueno reconocer una equivocación, es necesario emprender con ánimo el proceso de renovación y para ello bien puedes apoyarte con libros de motivación o incluso generar endorfinas a través del ejercicio. Si eres de los que se apoyan con otras personas, hazte de algún compañero optimista que te ayude en el proceso.

3.- Acción: Hace tiempo un buen amigo me dio un consejo simple, pero poderoso “¿Sabes cuál es la mejor forma de palear una montaña?: ¡Empezando!”. Suele ser agobiante solamente observar los papeles que debemos poner en orden o sentarse enfrente de la computadora para hacer un presupuesto. La recomendación es: ordena algo pequeño a la vez, para ir viendo resultados.

4.- Preparación: Un buen número de situaciones en el ámbito financiero tienen que ver con conocimientos, desde técnicos hasta de información de cómo funcionan los mercados o las opciones que existen por parte de las instituciones.

Con toda la oferta a través de internet ya no hay excusas para saber cualquier cosa, así que es cuestión de dedicarse a la tarea de aprender.

5.- Arrojo: Este último punto es muy importante porque va más allá de la acción, implica esfuerzos tales como la discusión con algún banco para renegociar un adeudo; tomar riesgos para entrar a un mercado; hablar con la familia para que le bajen a los gastos; o emprender un negocio para generar mayores ingresos.

Claro que es posible dejar los complejos financieros.