Opinión

Aceptar la derrota

   
1
    

    

Lorenzo Córdova

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, lanzó un mensaje a quienes ya pudieran tener en mente el discurso del “fraude y el “compló”, y remarcó que, al reconocer las reglas, los “jugadores” por consiguiente, aceptan los resultados. En el foro “Aceptabilidad de la derrota: esencia de la democracia”, incluso recordó palabras de quien fuera presidente de España, Felipe González: “La democracia se define precisamente a partir de la aceptabilidad de la derrota”. ¿A alguien le habrá quedado el saco?

Meade no se enganchó


Senadores de PAN, PRD y PT-Morena hicieron hasta lo imposible por enganchar a José Antonio Meade en el tema de la sucesión presidencial, pero el titular de Hacienda no mordió el anzuelo y sólo se concentró en los temas hacendarios y fiscales durante su comparecencia. Si bien reveló que en 2012 votó por Peña Nieto, aun cuando era funcionario del panista Felipe Calderón, el secretario sólo se limitó a responder la pregunta del morenista Zoé Robledo sobre el sentido de su sufragio. Lo que sí llamó la atención fue el notorio cierre de filas de los priistas en torno a su posible aspirante presidencial.

Rigoberto Salgado, al banquillo de la ALDF

La Asamblea Legislativa solicitó censos de damnificados y daños tras el sismo, así como una cartografía estructural de la delegación Tláhuac, donde 40% de sus habitantes aún se encuentran sin agua potable y amplias zonas no tienen aún energía eléctrica. Con base en los resultados –nos comentan– se llamará a comparecer al jefe delegacional, Rigoberto Salgado, para que explique la falta de atención a sus gobernados, y ya no sólo su relación con El Ojos.

“Cochinito” para futuros temblores

Con sorpresa recibieron diputados federales el mensaje del jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, de que, antes de irse en busca de la candidatura presidencial, dejará un “guardadito” de al menos 3 mil millones de pesos para futuros sismos. Su secretario de Finanzas, Edgar Amador, alertó a los legisladores que vendrá un terremoto de proporciones mucho más destructivas que los que ya sufrimos. “No alcanza hoy el recurso para atender a los damnificados, atenderemos a muy pocos, pero si nos gastamos todo hora ¿después qué hacemos?”, dijo el funcionario.

¿Y los donativos de Bono y El Canelo?

A propósito de “guardaditos”, el propio secretario de Finanzas de la CDMX, Edgar Amador, se quejó con legisladores de la Comisión de la Ciudad de México de la Cámara de Diputados, que al gobierno capitalino, hasta ahora, no han llegado los recursos de las tan cantadas donaciones para apoyar a los damnificados por los sismos. “Ni las donaciones de Bono (de U2) ni la de El Canelo nos han llegado por acá, ¡eh!”, les dijo. “Todos creen y dicen y dicen que llegan y llegan recursos, pero la verdad es que no es tanto así”. ¿Dónde quedó la bolita entonces?

Inspiración Trudeau


El premier canadiense, Justin Trudeau, llegó a México con una agenda muy social: primero visitó el centro de acopio de la Cruz Roja Mexicana, a donde fue a “echar una mano” para “inspirar a tantos voluntarios” que se agruparon para ayudar a sus vecinos. Luego se reunió con un grupo de activistas para hablar sobre derechos humanos (las organizaciones piden atención multilateral a crímenes contra periodistas) y en Twitter recordó, con un ícono, a Frida, la perra rescatista.

También te puede interesar:
Lozoya solicita amparo
Un solo Frente, dos actitudes
El PES quiere a Margarita