Opinión

Aceleradora para exportar

 
1
 

 

Universo Pyme.

Una nueva época ha iniciado para los empresarios mexicanos; una época en la que la exportación hacia Estados Unidos deja de ser la zona de confort que representó durante más de dos décadas o más si se toma en cuenta que en 1898 el 95 por ciento de nuestro comercio era con el vecino del norte y hoy lo es en términos de 82.6 por ciento.

Hay que voltear a ver hacia otros mercados y aprovechar los 39 acuerdos comerciales que México ha abierto en los pasados años. Más de 20 años abriendo puertas a los productos mexicanos sin que el sector empresarial los aproveche por falta de disposición o por falta de información.

En ese sentido, tiene interés estratégico la experiencia de una joven mexicana, Graciela Bravo, quien con más de 28 años de experiencia en el terreno de la exportación (inició su labor prestando su servicio social en Bancomext) ha conformado una empresa con un modelo de negocio que pudiera condensarse en el término aceleradora.

Es una aceleradora de empresas con interés en exportar. Al momento ya representa los intereses de 154 empresas mexicanas que están exportando sus productos a otros mercados internacionales.

El modelo de esta empresa, BGB, Bravo Global Business, tiene un eje que es la empresa a acelerar. En circunferencias que rodean a la empresa están tanto mercados internacionales que están dispuestos a recibir productos mexicanos, como secretarías de Desarrollo Económico que desean impulsar a sus empresas a que exporten, organismos que pueden conformar las bases para que una empresa exporte, asesores especializados en diversas áreas del ejercicio empresarial e incluso empresas financieras que tienen a la mano los instrumentos que pudieran ser necesarios para soportar el esfuerzo de la exportación.

BGB recibe a una empresa porque ya tiene el posible mercado que reciba sus productos. Le hace un check up para conocer sus áreas de oportunidad, revisa cómo está funcionando y en qué áreas puede mejorar su funcionamiento. Lo que se intenta es que esa empresa no desaproveche las oportunidades que se le presenten, que sea una empresa que funcione correctamente y que tenga alta competitividad.

Una vez que se han detectado las deficiencias o áreas de oportunidad se trabaja en ellas para que el producto o servicio cuente con todas las exigencias que tendrá que cumplir.

Una vez que se encuentra 'en forma' y con todos los requisitos cumplidos se inicia el proceso de exportación. Generalmente entre el primer contacto y la primera exportación puede pasar, para el caso de una empresa que jamás haya experimentado el abordar mercados internacionales, un periodo de seis meses. Lo demás llega solo.

BGB tiene 17 mercados internacionales listos para recibir productos mexicanos. Trabaja actualmente con los gobiernos estatales de Durango y Chiapas, y por cerrar se encuentra Quintana Roo.

Sus 'líneas de negocio' están en cuatro rubros: Desarrollo de proveeduría en el sector turístico hotelero que se encuentra específicamente en Cancún, el Caribe y Puerto Vallarta; Productos mexicanos que tengan lugar en el 'mercado de la nostalgia' hacia las comunidades hispanas en la Unión Americana; Frutas y verduras para venderse en Estados Unidos y Canadá; y Productos orgánicos o naturales que quepan dentro de la marca 'Alma Verde', sabor del campo mexicano.

Para comunicarse con esta empresa, promotora de la exportación mexicana, puede hacerlo al correo: graciela.bravob@gmail.com

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
Adiós Agustín… ¡nos pones una veladora!
Pobre México; tan lejos de Dios y de la Unión Americana
Pymes: Mirad al sur