Opinión

A río revuelto, más comisiones

 
1
 

 

Banco

La lista de las comisiones que puede cobrar una institución financiera, como un banco, es tan larga y extensa que sólo el Banco de México (Banxico) sabe con exactitud cuántas son las que están registradas y pueden ser aplicadas en el país.

Hasta hace unos años había casi cuatro mil, pero el año pasado el Banco Central rechazó 70 por ciento de las solicitudes hechas por las instituciones para cobrar una nueva comisión a sus clientes.

En las cajas de ahorro, por ejemplo, son poco más de 700 distintas comisiones que pueden cobrar a sus clientes por distintos conceptos, pero en la banca el número no está bien definido, incluso para la Condusef, ya que la variedad de productos y de comisiones hace la lista interminable, quizá ya superen cinco mil comisiones registradas.

En todo este tema de si son muchas o pocas las comisiones que cobran las instituciones financieras ha surgido −al menos entre algunos asesores de la banca− que se pueda cobrar una comisión especial al cliente, en el caso de que un banco tenga que cumplir y darle mayor seguimiento por el tipo de transacciones que realiza, principalmente por temas de lavado de dinero, ya que consideran que hay una línea entre la gestión normal que debe realizar un banco a sus clientes y cuando realiza procedimientos adicionales que requiere la regulación.

Un ejemplo: Si en tu contrato o en algún documento de vinculación al banco te piden actualizar tu expediente de cualquier producto y no lo haces, el banco realiza llamados o requerimientos para que lo hagas, pero si en cierto periodo no acudes a la sucursal o haces el trámite que se está solicitando, pasado el periodo de gracia se tendría que pagar la gestión que hace el banco y eso, consideran, debe recaer en el cliente.

Por el otro lado, si la regulación es porque las entidades están fallando en sus procesos o no están realizando lo que las normas establecen, ahí los costos deben ser directos para la institución.

El crear una comisión de este tipo puede sonar descabellado, es decir, cobrarte porque las autoridades que previenen el lavado de dinero requieren más información del cliente por ser un ejemplo, pero en un ambiente de mayor supervisión en ese tema ya es motivo al menos de plática entre algunos especialistas del sector.

Pero mientras eso sucede es momento de que revisemos qué y cuántas comisiones nos cobra cada uno de los productos que tenemos con nuestros bancos, así como empezar a tratar de migrar hacia aquellos que dan no sólo mejor servicio, sino que te cobran menos por ellos.

En el otro lado de la moneda, muy mal quedó el banco español Sabadell, que en su arranque oficial se le ocurrió hacer la conferencia en el mismo lugar de su fiesta de apertura, juntándosele prácticamente los medios con sus distinguidos invitados, los cuales no querían que se cruzarán y optó por lo más fácil: sacar a quienes estaban en pleno proceso de envío de las notas. Si así es con los medios…

Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
Bancos, unos dicen hola y otros adiós
El optimismo de los bancos contra el pesimismo de sus clientes
¿Adiós a las sucursales bancarias?