Opinión

44% de las escuelas son multigrado

   
1
   

  

Escuelas en Venezuela. (Reuters)

En más de 30 años de enfrentamientos, movilizaciones y prebendas, no es la primera vez que la CNTE, y en particular la Sección XXII, se enfrenta con el gobierno federal. Sus agremiados saben perfectamente poner en jaque a las autoridades.

Nadie niega que es indispensable un cambio en la educación, pero éste se debe hacer basado en la realidad de un país con grandes diferencias en todos sentidos, no sólo entre las economías de los estados del norte y los del sur, sino también con las inequidades en todas las ciudades.

Y baste un ejemplo. De acuerdo con la SEP, en México “existen 43 mil 665 escuelas multigrado que representan 44 por ciento del total de las escuelas primarias públicas. Estas escuelas atienden a un millón 327 mil 388 alumnos en condiciones de alta vulnerabilidad social, aislamiento docente y escasa supervisión, asesoría y acompañamiento pedagógico”.

Es decir, casi la mitad de las escuelas tienen un solo maestro para los seis grados educativos, esto nos tiene que poner a pensar en la necesidad de adecuar a la realidad esta reforma educativa, en la que además no está planteado un nuevo modelo.

Pero en este enfrentamiento nadie escucha y si las autoridades se han entercado en no ceder, los maestros de la Sección XXII, desde los 80, únicamente han aceptado ganar a costa de los derechos de los niños, los transeúntes, los empresarios, los automovilistas, los padres de familia y de todo el que esté cerca.

En la propuesta que entregaron el martes al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, piden que “las escuelas tengan libertad, para, en el marco de una educación nacional, proponer y definir cómo deben ser los planes y programas, los contenidos y las prácticas pedagógicas dentro y fuera del aula”.

Una pregunta: ¿esto lo harán los maestros que entregan volantes llenos de faltas de ortografía, esos mismos que dejan por meses a los niños sin clases? Por favor, seamos serios.

Si queremos que se reconozca la inequidad empecemos por aceptar que se requiere mejorar, y no puede ser que el documento proponga que “la evaluación sea realizada por los maestros y los estudiantes desde las propias escuelas”.

Pero es lógico que opinen así quienes están acostumbrados a ver la realidad únicamente a través de sí mismos. Finalmente, después de varias conquistas basadas en sus movilizaciones y el temor de las autoridades al conflicto, en 1992 se apoderaron del sistema educativo oaxaqueño y, luego de que el gobierno federal les quitó el poder del IEEPO, su lucha es por reconquistarlo.

El exdiputado y exlíder sindical Miguel Alonso Raya considera que debe haber apertura para reformar la Ley General del Servicio Público Profesional Docente.

Acepta que es necesaria la evaluación, pero no únicamente un examen de conocimientos, sino que se evalúe todo el proceso educativo; además, señala que se requiere la autonomía del INEE.

Considera que no es casualidad la forma en que ha escalado el conflicto en los estados con mayores índices de pobreza y donde hay grupos de la guerrilla y del narcotráfico, por lo que pide mesura a las partes involucradas.

De acuerdo con quien fue el coordinador de los diputados perredistas, se debería hacer una pausa en las evaluaciones, revisar la reforma y hacer un modelo educativo nuevo, basado en las distintas realidades del país, porque las regiones que se movilizan son precisamente donde las condiciones educativas son más difíciles por el hambre de los niños, las escuelas multigrado y los usos y costumbres.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Martí, ¿candidato PAN-PRD?
Llegan por prelación
​Muy pocos quieren su credencial del INE