New York Times Syndicate

¿Por qué EU celebra el 4 de julio con pirotecnia?

John Adams, el segundo presidente de Estados Unidos, quería que la Independencia se celebrara con desfiles y fueron artificiales que iluminaran el cielo… siglos después su deseo sigue ardiendo.
Forrest Wickman / The Slate
04 julio 2015 0:27 Última actualización 04 julio 2015 5:0
Fuegos artificiales por las celebraciones del 4 de julio (NYT)

Fuegos artificiales por las celebraciones del 4 de julio (NYT)

Desde “siempre”, los estadounidenses han celebrado el 4 de julio con grandes espectáculos de fuegos artificiales en las plazas públicas. ¿Por qué conmemoran el Día de la Independencia con miles de pequeñas explosiones?

Porque John Adams, uno de los padres de la independencia y segundo presidente de Estados Unidos, así lo quiso. Antes de que la Declaración de Independencia incluso fuera firmada, él imaginó pirotecnia como parte de las festividades. En una carta a su esposa Abigail Adams, el 3 de julio de 1776, escribió que la ocasión debía ser conmemorada "con pompa y desfiles, con espectáculos, juegos, deportes, armas, campanas, fogatas e iluminaciones de un extremo al otro del continente en este tiempo y para siempre”.

Los primeros fuegos artificiales para conmemorar el Día de la Independencia tuvieron lugar el 4 de julio de 1777. El Pennsylvania Evening Post escribió que en Filadelfia "la noche terminó con el sonido de las campanas, y por la noche hubo una gran exposición de los fuegos artificiales (que iniciaron y concluyeron con 13 cohetes)". La nota señalaba que “todo se llevó a cabo con el mayor orden y decoro, y la cara de gozo y alegría era universal”.

Eso mismo año, fuegos artificiales también iluminaron el cielo en Boston. Para 1783 una gran variedad de fuegos artificiales estallaban para el pueblo. En 1784 un comerciante ofreció una gama de productos pirotécnicos que incluían "cohetes, serpientes, ruedas, cohetes de mesa, cerezos, fuentes y flores del sol".

Mientras que algunos historiadores han sugerido que los fuegos artificiales fueron inventados en India, las versiones modernas parecen haber llegado a Occidente a través de China. Durante el Renacimiento, se hicieron populares en Europa y fueron utilizados en las celebraciones por figuras como Pedro el Grande y Luis XIV, quienes fueron grandes admirados de la pirotecnia.

La tradición por sí sola, por supuesto, no explica la popularidad de la pirotecnia. Como con muchas otras decoraciones festivas, como serpentinas, confeti y globos, a las personas a menudo simplemente les gustan sus colores brillantes. Otros pueden apreciar el ingenio técnico y la coreografía, a otros los fuertes y dramáticos ruidos, el sentido de destrucción y la emoción de peligro. Con el tiempo, los espectáculos de fuegos artificiales pueden traer de vuelta los recuerdos de otras ocasiones festivas y las noches cálidas de verano.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Trump quiere más autos estadounidenses en Japón; pero conductores japoneses, no
¿Ayuda moderna para quienes tienen el corazón roto? Ya está en internet
Te imaginas la casa más cara de Estados Unidos. Hay dos
El pueblo que se preprara para sus nuevos residentes: las FARC
Hormigas con genes modificados revelan cómo se organizan las sociedades
Estudia en Canadá y camina hacia la ciudadanía
Esta empresa transforma autos en convertibles
La secreta cueva artificial más grande del mundo que ahora atrae turistas
Cómo hacer que los robots de Estados Unidos sean grandes de nuevo
Así es la nueva ‘residencia’ del Chapo
Adultos mayores dan la bienvenida a nuevos amigos con baterías
Las personas poderosas deberían tener mascotas
Dos jubiladas de Colorado y su revolucionario negocio de envases de mariguana
Cuando ser melindroso para comer se vuelve un trastorno
Por qué 2017 puede ser el mejor año de todos
Privatización en EU podría ser una muy mala y cara idea
'No puedo dormir' ¿te suena familiar?
¿Nos estamos convirtiendo en robots digitales atados a un teléfono?
Para ser un súper anfitrión de Airbnb, conoce a tus huéspedes
Las luces están encendidas en Detroit
Combatiendo la diabetes, y poniendo el ejemplo
Alivia tu ira. En esta empresa puedes romper lo que quieras
Trump ya construyó un muro… en Escocia (y envió la cuenta a los residentes)
Proteja su vida digital en 7 fáciles pasos
La vida de un gaucho en el fin del mundo