New York Times Syndicate

Esto te puede pasar
en China si usas tu móvil en el teatro

Los espectadores en los teatros de China ya no podrán sacar su teléfono en la función sin ser exhibidos, luego de que los artistas en escena son importunados por las personas que textean en medio de su interpretación. 
New York Times Syndicate
24 marzo 2016 17:29 Última actualización 26 marzo 2016 5:0
smatphone en el teatro

smatphone en el teatro (NYT)

Los espectadores que usan teléfonos celulares importunan a los intérpretes y presentadores en todo el mundo. Sin embargo, en China, los teatros y otros sitios han adoptado lo que dicen es una solución efectiva, aunque otros podrían decir que perturbadora.

Zapearlos con un rayo láser.

El enfoque varía, pero la idea es la misma. Durante las presentaciones, los acomodadores equipados con señaladores láser se ubican arriba del público o en el perímetro. Cuando detectan un teléfono móvil encendido, en lugar de apresurarse a llegar al infractor, lanzan el rayo del señalador (por lo general, rojo o verde) hacia la pantalla iluminada y no lo apagan hasta que desiste el usuario.

Se le puede llamar vergüenza por láser.

“Por lo general, solo es una fracción reducida del público con la que tenemos que lidiar”, comentó Wang Chen, un empleado en el departamento de asuntos teatrales en el Gran Shanghái. “No pueden evitarlo. Así es que tratamos de darles un gentil recordatorio para que sepan lo que están haciendo”.

Xu Chun, de 27 años, quien estaba entre el público que asistió a “Carmen” en el Centro Nacional para las Artes Escénicas en Pekín el mes pasado, dijo: “Claro que distrae. Pero ver las pantallas encendidas distrae todavía más”

Para los no iniciados, la presencia de un rayo de un color resplandeciente en un teatro oscuro puede ser discordante.

“Recuerdo la primera vez que vi los láseres, fue impactante ver ese puntito rojo en medio de una actuación”, comentó Joanna C. Lee, una consultora de orquestas sinfónicas estadounidenses que hacen giras en China. “Como si alguien estuviera apuntando un arma hacia al público”.

En efecto, la estrecha asta de la luz brillante puede connotar peligro. Ver láseres es una característica popular en las armas de fuego y ha habido diversos incidentes en los que un láser apuntado hacia la cabina ha afectado la habilidad del piloto para volar con seguridad. (Existen usos más benignos de los señaladores láser, como en presentaciones y para jugar con gatos.)

Sin embargo, los señaladores láser se han utilizado durante años como instrumentos disciplinarios en muchas de las destacadas salas de espectáculos de gran parte de China, incluidos el Centro Nacional, el Centro de Arte Oriental de Shanghái y el Gran Teatro de Shanghái.

Esto puede ser una respuesta a un problema particularmente agudo aquí. El número de espectadores ha aumentado en los últimos años, junto con la cantidad de nuevos espacios para los espectáculos. Y, es frecuente que quienes van a verlos son notablemente más jóvenes que en Estados Unidos y Europa, con la correspondiente falta de experiencia en la etiqueta para los conciertos de estilo occidental. Los láseres, dicen los gerentes de los teatros, son parte de un esfuerzo mayor para enseñarles a los espectadores cómo comportarse durante una representación en vivo.

1
¿A los intérpretes les molesta el uso de los láseres?

“No, es muy inteligente, muy rápido, muy efectivo”, dijo Giuseppina Piunti, una mezzo soprano italiana, tras bambalinas el mes pasado, después de cantar en el papel titular en “Carmen”, en el Centro Nacional. “Deberían usar el láser en todo el mundo. Puedo ver los láseres desde el escenario, pero distraen muchísimo menos que el flash de las cámaras y los acomodadores corriendo de un lado para otro por los pasillos”.

smatphone en el teatro (NYT)

La clave, dijo Yang Hongjie, el subdirector del departamento de asuntos teatrales del Centro Nacional, es utilizar ampliamente los señaladores al inicio de la representación para que los infractores (así como los parroquianos cercanos) sepan qué esperar en caso de que se atrevan a tomar una fotografía en forma subrepticia.

Ayuda a todo esto que muchos lugares muy famosos emplean tecnología para bloquear los teléfonos celulares, de tal forma que el envío de mensajes de texto y los tonos de llamadas raramente son un problema. (El uso de esa tecnología es ilegal en Estados Unidos, excepto para los organismos de seguridad federales autorizados.)

“En un principio, estaba realmente mal”, dijo Yang del Centro Nacional, que abrió en el 2007. “La gente hablaba por teléfono y tomaba fotos todo el tiempo durante la presentación”.

Sin embargo, sus colegas y él se percataron de que enviar acomodadores individualmente para hacer que los parroquianos se detuvieran no solo distraía a los demás, sino que también era un problema si el infractor estaba sentado a la mitad de una fila. Así es que en el 2008, el Centro empezó a capacitar acomodadores en el uso del láser.

“Ha mejorado cada vez más al paso de los años”, dijo. “Hay mucha menos interacción con el público ahora, en comparación a como estaba antes”.

1
Regulación

 

smatphone en el teatro (NYT)

En Estados Unidos, el uso de los señaladores láser está altamente regulado. En China, aun cuando las asociaciones de las artes escénicas han emitido lineamientos, los aparatos prácticamente no están regulados. No es raro que al caminar por Sanlitun, el popular distrito comercial y de vida nocturna en Pekín, uno pueda quedar temporalmente ciego a causa de un rayo de luz verde de uno de los señaladores láser que venden los buhoneros en las aceras.

“Realmente solo es un riesgo si te da en el ojo”, dijo Samuel M. Goldwasser, un experto en láser y exprofesor de ingeniería eléctrica en la Universidad de Pensilvania, en una entrevista telefónica.

Por eso es que se capacita específicamente a los acomodadores para que apunten hacia los parroquianos desde atrás para poder evitar los ojos.

También ha habido quejas cuando se utilizan demasiado los láseres durante una representación, como en un concierto en Pekín, en enero, en la que se presentó el célebre pianista chino Lang Lang. Había tantas personas que querían sacarle fotos que parecía que se había organizado un espectáculo láser paralelo para acompañar a Lang, quien tocó tiernamente “Las Estaciones” de Chaikovski.

El resultado fue que algunas compañías, como lo hizo la Real Compañía Shakespeare durante su gira reciente por China, han solicitado a las salas que se limiten en el uso de los aparatos durante sus presentaciones.

No obstante, lo gerentes de los teatros aquí dicen que los láseres son la mejor solución que han encontrado a un molesto problema. Muchos dicen que semejante “comportamiento inculto” dejará de existir solo cuando la gente mejore su “suzhi”, el término chino que significa calidad o refinamiento.

“Con suerte, un día ni siquiera vamos a necesitar sacar los señaladores láser de nuestro bolsillo”, dijo Wang del Gran Teatro de Shanghái. “Ese va a ser un buen día”.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Los texanos combaten el calor con esta agua mexicana
'Baba' hecha en casa se vuelve un gran negocio
¿Cuál es la forma más fácil de hacerse rico en la web? Con una Oferta Inicial de Monedas
¿Pueden los animales predecir terremotos?
Esta ciudad china tiene un pasado ruso... y eso es su gran problema
Empaques comestibles para combatir el calentamiento global
¿Por qué las empresas automovilísticas están contratando expertos en ciberseguridad?
De metalero a político, la historia de Freddy Lim
A sus 98 años, esta eminente científica cerebral ‘sigue de entrometida’
Esta aldea abandonada en Italia es 'retrato perfecto' de un paraíso perdido
Cuando tu casa es un castillo
¿De qué tecnológica estarías dispuesto a prescindir?
Macron y la resurrección de Europa
Dejó Wall Street para ser estilista de perros… Y triunfó
¿Por qué Instagram se está convirtiendo en el próximo 'Facebook'?
De ganar 29 dólares la hora a 19.60
Estas empresas quieren ‘meterse en tu cama’
El circo más famoso del mundo cerrará después de 146 años
Ellos son los trabajadores tecnológicos que Trump deja en el limbo
¿Por qué Facebook sigue ganándole a todos sus rivales?
Rico en líderes de IA, Canadá -por fin- trata de sacarles provecho
En este país, nada dice ‘te amo’ como un diente de cachalote
Después del Brexit, ¿Londres puede seguir siendo una capital del mundo?
Granjas de mariguana en el patio trasero dan paso al cannabis industrial en California
Para dominar al mundo, Uber tiene que conquistar la India primero