New York Times Syndicate

Cada vez más ángeles en Silicon Valley

Jóvenes emprendedores están aprovechando lo que probablemente es una de las mejores épocas para recaudar venture capital con miles de ángeles apostando por nuevas empresas.
Mike Isaac
© 2015 New York Times News Service
26 julio 2015 14:22 Última actualización 26 julio 2015 14:22
El año pasado, más de dos mil 960 ángeles participaron en una ronda de financiamiento, según CB Insights. (Shutterstock)

El año pasado, más de dos mil 960 ángeles participaron en una ronda de financiamiento, según CB Insights. (Shutterstock)

NUEVA YORK. Poco después de presentar su empresa emergente ante inversionistas potenciales en una conferencia, Nancy Hua fue bombardeada por interesados ansiosos. Un poco más de 48 horas después, la emprendedora de Silicon Valley había reunido unos dos millones de dólares entre individuos ricos conocidos como inversionistas ángeles.

El número total de ángeles de quienes Hua recibió dinero: 21. Y podía haber recibido más si no los hubiera rechazado.

“A los 30 segundos de mi discurso de presentación, tres personas me habían enviado correos electrónicos diciendo que querían invertir en mi compañía”, dijo Hua, de 29 años de edad, sobre la experiencia de recaudar dinero para su empresa emergente, Apptimize, para la cual anunció el financiamiento el año pasado. “Rechazamos el dinero de docenas de personas”.


Para los emprendedores, pescar a numerosos ángeles y prominentes, además, se ha vuelto una especie de colección de trofeos, una búsqueda que conlleva cierto riesgo para sus compañías. Y para muchos inversionistas relativamente nuevos, una apuesta ganadora en una empresa emergente exitosa puede redituar muy bien en términos de capital cultural de Silicon Valley.

El año pasado, más de dos mil 960 ángeles participaron en una ronda de financiamiento, más del triple de los 822 que lo hicieron en 2010, según CB Insights, una firma de investigación que estudia el capital aventurero. Hay incluso un apodo para las rondas de financiamiento que tienen muchos ángeles sin un inversionista principal: “rondas festivas”.

“La inversión semilla es el símbolo de estatus de Silicon Valley”, dijo Sam Altman, presidente de YCombinator, la aceleradora de empresas emergentes que ha dado pie a compañías como Airbnb y Reddit. “La mayoría de la gente no quiere autos Ferrari, quieren una inversión semilla ganadora”.

Pero aunque los jóvenes fundadores están aprovechando lo que probablemente es una de las mejores épocas para recaudar capital aventurero, puede haber serias desventajas. Cuando se involucran muchos ángeles, por ejemplo, ningún inversionista podría sentirse obligado a ayudar a la compañía si se topa con problemas.

Sin embargo, al mismo tiempo, tener una docena o más de inversionistas sobre el terreno también puede significar una docena o más de opiniones sobre la estrategia de la compañía.

Danielle Morrill, directora ejecutiva de Mattermark, descubrió esto de primera mano. Fundó la empresa emergente, que da seguimiento al crecimiento de las compañías privadas, en 2013 y dijo que terminó con casi 160 inversiones de individuos, muchos de los cuales giraron cheques de aproximadamente 50 mil dólares. Los inversionistas a menudo meten su cuchara sobre la dirección de producto de Mattermark, dijo, y para ser cortés los está alentando.

“Uno quiere seguir aprovechando su conocimiento colectivo de modo que sigue diciendo: 'Gracias por su retroalimentación’ y ellos siguen enviándola”, dijo Morrill. “Pero luego se sienta uno solo a las tres de la mañana y tiene que decidir solo una cosa en la cual enfocar a su pequeño equipo y la mente se echa a correr como si tuviera demasiado por beber pero se está totalmente sobrio”.

Para hacer frente al diluvio de consejos, Morrill dijo que había tenido que empezar a hacer oídos sordos a muchas de las sugerencias. “Me encantan esos comerciales de Beats donde el jugador de basquetbol pone su música y la sintoniza a todo lo que da para salir a ganar el juego”, dijo. “Así se siente”.

El número creciente de ángeles ha sido avivado por la increíble creación de riqueza en los últimos cinco años en Silicon Valley. Las ofertas públicas iniciales de compañías como Facebook, Twitter, Workday y LinkedIn crearon veintenas de millonarios tecnológicos, muchos con abundante efectivo para gastar en la próxima generación de nuevo emprendedores.

Dave Morin y Kevin Colleran, por ejemplo, dos exempleados de Facebook, son ahora inversionistas ángeles activos. Otros prominentes, como Max Levchin y Marissa Mayer, cuentan con decenas de millones de dólares de sus días en compañías de Internet ligeramente más antiguas como Google y Yahoo.

Las empresas emergentes de marca comercial de Silicon Valley como Pinterest, Uber y Lyft han acaparado la atención en los últimos meses con sus esfuerzos por recaudar amplias rondas de financiamiento multimillonarias. Sin embargo, el fervor por las empresas emergentes de tecnología empieza en una etapa mucho más temprana; cuando muchas de estas compañías son la suma total de solo unas cuantas personas y sus MacBook Pro.

El frenesí ha alcanzado ahora el punto en que empresas emergentes diminutas tienen filas sin precedentes de inversionistas ángeles. CodeFights, una empresa emergente de programación, y Amplitude, una compañía de analítica de datos, dijeron que habían asegurado unos 30 inversionistas ángeles cada una en el último año. Spring, una empresa emergente de compras móviles, contó con unos 45 inversionistas en su primera ronda de financiamiento en 2013, según CB Insights. ZenPayroll, que se hace llamar una empresa emergente de software de relaciones humanas, tiene 56.

Eso no se compara con el puñado de ángeles, regularmente entre cinco y 10 personas, que las empresas emergentes tenían típicamente en el pasado.

“El escenario total de los ángeles cuando yo empecé en 2006 era de entre 30 y 50, quizá con entre tres y cinco muy activos”, dijo Aydin Senkut, fundador y director administrativo de Felicis Ventures, una empresa de Silicon Valley que se enfoca en las primeras etapas de inversión. “Ahora todos y su familias y sus mascotas que tienen algo de dinero quieren entrar en la inversión ángel”.

Para los ángeles potenciales, hay ayuda en camino. YCombinator de Altman está educando a los nuevos inversionistas individuales y celebró un evento en marzo en sus oficinas centrales de Mountain View, California, que fue esencialmente un curso intensivo en inversión ángel.

El evento por invitación de cuatro horas incluyó consejos sobre cómo evaluar a los fundadores y sus ideas y cómo los ángeles pueden ser útiles para las compañías en las que invierten. El evento también insistió en que la inversión ángel era difícil de hacer bien, y que los novatos deberían esperar perder dinero.

YCombinator también advierte a los jóvenes emprendedores sobre tomar demasiado y con demasiada rapidez. “Les decimos, muy explícitamente, que deberían preferir un número pequeño de inversionistas”, dijo Altman.

Todas las notas NEW YORK TIMES SYNDICATE
Trump quiere más autos estadounidenses en Japón; pero conductores japoneses, no
¿Ayuda moderna para quienes tienen el corazón roto? Ya está en internet
Te imaginas la casa más cara de Estados Unidos. Hay dos
El pueblo que se preprara para sus nuevos residentes: las FARC
Hormigas con genes modificados revelan cómo se organizan las sociedades
Estudia en Canadá y camina hacia la ciudadanía
Esta empresa transforma autos en convertibles
La secreta cueva artificial más grande del mundo que ahora atrae turistas
Cómo hacer que los robots de Estados Unidos sean grandes de nuevo
Así es la nueva ‘residencia’ del Chapo
Adultos mayores dan la bienvenida a nuevos amigos con baterías
Las personas poderosas deberían tener mascotas
Dos jubiladas de Colorado y su revolucionario negocio de envases de mariguana
Cuando ser melindroso para comer se vuelve un trastorno
Por qué 2017 puede ser el mejor año de todos
Privatización en EU podría ser una muy mala y cara idea
'No puedo dormir' ¿te suena familiar?
¿Nos estamos convirtiendo en robots digitales atados a un teléfono?
Para ser un súper anfitrión de Airbnb, conoce a tus huéspedes
Las luces están encendidas en Detroit
Combatiendo la diabetes, y poniendo el ejemplo
Alivia tu ira. En esta empresa puedes romper lo que quieras
Trump ya construyó un muro… en Escocia (y envió la cuenta a los residentes)
Proteja su vida digital en 7 fáciles pasos
La vida de un gaucho en el fin del mundo