Nacional

... Y los diputados, con mil 413 asuntos en ‘la congeladora’

Tan sólo de septiembre a diciembre del año pasado los diputados federales recibieron 747 propuestas de reformas y nuevas leyes, y sólo aprobaron 26, mientras que de febrero a abril pasados, llegaron a San Lázaro 582 propuestas más y sólo aprobaron 19.
Víctor Chávez
01 mayo 2016 23:40 Última actualización 02 mayo 2016 5:0
Sesión de la Cámara de Diputados. (Cuartoscuro)

Los diputados cerraron el periodo de sesiones con más de un millar de pendientes de aprobar. (Cuartoscuro)

Apenas al final de su segundo periodo ordinario de sesiones, la Cámara de Diputados acumula ya mil 413 iniciativas pendientes en la “congeladora”, en una legislatura calificada por sus propios líderes parlamentarios como “sin voluntad política, incumplida y sinsabores”.

De septiembre a diciembre del año pasado los diputados federales recibieron 747 propuestas de reformas y nuevas leyes, y sólo aprobaron 26. De febrero a abril de este 2016 recibieron 582, de las que apenas aprobaron 19. A estos pendientes se suman 129 temas recibidos en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

En ambos periodos recibieron mil 458 iniciativas y avalaron únicamente 45. Entre lo más destacado aprobaron las nuevas leyes en materia de disciplina financiera de las entidades federativas y los municipios; la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública; la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales; la Ley para Determinar el Valor de la Unidad de Medida y Actualización. En este paquete se suman cinco reformas constitucionales del Ejecutivo, que cumplieron con el requisito de la mayoría calificada.


El coordinador del PRD, Francisco Martínez Neri, acepta que “en general, incumplimos a la demanda ciudadana. La Cámara de Diputados atendió aspectos importantes, pero no cumplió la exigencia de crear las normas que acaben con la corrupción y disminuyan la injusticia social”.

“Dejamos sin acotar el fuero constitucional, no se lograron avances en transparencia y anticorrupción, no renovamos la Ley de Fiscalización para que la Auditoría Superior de la Federación sea más eficiente ni se fortaleció a la Secretaría de la Función Pública”, reconoció.

Marko Cortés, coordinador del PAN, admitió: “concluimos un periodo más con sinsabores, porque el Senado no cumplió y porque hay resistencias a exponer a los servidores públicos a un real y serio escrutinio público; tampoco se acepta contar con un fiscal anticorrupción verdaderamente autónomo”.

En contraste, César Camacho, líder de la bancada priista, sostuvo que “la Cámara de Diputados hizo su parte, hacemos votos porque el Senado haga la propia cuanto antes, para responder institucional y legislativamente”. Y prometió: “claro que hay pendientes y los vamos a atender con sentido de responsabilidad y con toda oportunidad”.