Nacional

Y cambió el Informe

Por primera vez el presidente Enrique Peña Nieto usó el formato de diálogo con 386 jóvenes que fueron invitados a Palacio Nacional, en el que respondió 23 preguntas y habló de temas como la visita de Donald Trump a México y los abusos en el uso de la fuerza.
Eduardo Ortega
02 septiembre 2016 0:46 Última actualización 02 septiembre 2016 5:5
EPN en su encuentro con jóvenes como parte del Cuarto Informe de Gobierno. (Especial)

EPN en su encuentro con jóvenes como parte del Cuarto Informe de Gobierno. (Especial)

El presidente Enrique Peña Nieto trató en una hora con 44 minutos temas que en los últimos meses han sido polémicos en su cuarto año de gobierno.

En un diálogo con 386 jóvenes invitados a Palacio Nacional contestó 23 preguntas sobre matrimonios igualitarios, su tesis universitaria, la visita de Donald Trump, el ‘gasolinazo’ y los casos de corrupción.

“He decidido cambiar el monólogo por el diálogo”, dijo al inaugurar un nuevo formato para hablar de su IV Informe de Gobierno.

Primero, en un video de introducción, el mandatario anunció que su gobierno asegurará la estabilidad económica al poner las reformas en marcha, fortalecerá el Estado de derecho y cuidará el medio ambiente.
Después, ante los jóvenes, trazó las prioridades para lo que resta del sexenio: educación, combate a la pobreza, inseguridad y corrupción.

En el arranque de las preguntas y respuestas, el mandatario fue cuestionado sobre el tema coyuntural: su reunión con el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, quien ha proferido ofensas contra los mexicanos, al calificarlos de violadores y narcotraficantes.

Ante ello, justificó el encuentro porque, dijo, lo hizo por México, reiteró que “cara a cara” le dijo al magnate que nuestro país no pagaría la construcción de un muro. Expresó su deseo de poder concretar un encuentro con la candidata demócrata Hillary Clinton.

La pregunta del plagio de su tesis surgió después: “Nadie me puede decir que plagie mi tesis, que pude haber o no citado bien algunos de los autores que consulté, es probable que sí; tendría que aceptar que es un error metodológico, pero no con el ánimo, de ninguna manera, de haber querido hacer mías las ideas de alguien más”.