Nacional

Xóchitl Gálvez rechaza destrucción de papelería en la Miguel Hidalgo

La jefa delegacional explicó que hay un proceso para reducir el archivo muerto, desechando las solicitudes más antiguas, tras capturarlas en el sistema de atención de la delegación.
Felipe Rodea
19 julio 2016 10:28 Última actualización 19 julio 2016 10:29
Xóchitl Gálvez

El IEDF aprobó el registro de la aspirante del PAN en Miguel Hidalgo. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La jefa delegacional de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez rechazó la destrucción de papelería oficial en la demarcación, según la denuncia penal presentada por el exempleado, Heriberto Jara Castro, quien fue acompañado por el exjefe delegacional del PRD, Víctor Romo.

En un documento enviado a El Financiero, se establece que se busca reducir el archivo muerto, por lo que se desechan las solicitudes más antiguas, que ya fueron capturadas en el sistema de atención de la delegación. La demarcación se encuentra en un proceso para convertirse en una oficina ‘paper-less’ digitalizando la mayor parte de su información.

La denuncia penal presentada por Jara Castro, es considerada como una reacción a la que presentó previamente la jefa delegacional, ante la Procuraduría General de la República (PGR) por uso indebido de recursos públicos, pues Gálvez consideró injusto “que si se gastaron 16 millones de pesos en un parque y 40 millones de pesos en un mercado (Mercado Escandón) el dinero se pierda nada más así porque sí”.

El documento dice que es extraño que el exempleado delegacional indicara en su denuncia que “se le pidió ‘destruyera’ información en el mes de enero, pero es hasta junio cuando presenta la denuncia y es hasta julio cuando la hace pública”.

También se da a conocer que Heriberto Jara mientras laboró en esta demarcación, casualmente era empleado de estructura que dependía directamente de  Romo, quien lo acompañó a presentar la denuncia.

Finalmente se informa que el denunciante dejó de trabajar en la demarcación, luego de que en enero de este año, se realizó una reestructuración de personal, a donde fueron despedidos los empleados que eran considerado como “aviadores” o que no tenían una relación de empleo productiva para la delegación Miguel Hidalgo.