Nacional

Veracruz detecta 300 migrantes en situación
de abandono

En Veracuz se han localizado a 300 migrantes que fueron abandonados por las personas que los trasladaban; Claudia Ramón Perea, directora de Atención a Migrantes del estado,detalló que las autoridades no pueden detener a estas personas.
Itzel Villa / Corresponsal
16 septiembre 2015 17:0 Última actualización 16 septiembre 2015 17:0
Claudia Ramón Perea, directora de Atención a Migrantes de Veracruz. (Tomada de Twitter)

En Veracruz no hay operativos para detener migrantes. (Archivo)

XALAPA.- La directora de Atención a Migrantes de Veracruz, Claudia Ramón Perea, señaló que en lo que va del año, la dependencia ha localizado a 300 migrantes que fueron abandonados por las personas que los trasladaban.

La funcionaria estatal remarcó que ninguna autoridad, ya sea municipal, estatal o federal, puede detener a los migrantes ya que es el Instituto Nacional de Migración el único que puede solicitar auxilio a las autoridades de seguridad en caso de un operativo y únicamente mediante un oficio.

En ocasiones, agregó, los migrantes son auxiliados por las policías estatales o municipales y rechazó que se den operativos para detener a migrantes, esto debido a algunas versiones que se dieron a conocer la semana pasada cuando fueron localizados 54 migrantes en el municipio de Agua Dulce, entre ellos había menores de edad y bebés. Algunos ya fueron repatriados a sus lugares de origen, indicó.

“A estos migrantes nadie los detuvo. Fueron abandonados en un tren de carga. Los dejaron en la carretera y fue donde la policía los auxilió, en ningún momento los detuvieron”.

En el caso de las personas originarias de Guatemala y Belice, recordó que ambos países tienen un acuerdo binacional con México el cual que les da derecho a la tarjeta fronteriza, ya sea como trabajador o como visitante. Aunque con este documento sólo pueden llegar hasta el estado de Tabasco, Claudia Ramón Perea recomendó emplearla como opción para el traslado dentro del territorio mexicano para evitar ser víctima de los llamados “polleros”.