Nacional

Mexicanos Primero pide usar la fuerza pública para garantizar el regreso a clases en Oaxaca

El presidente del organismo señaló que aunque debe privilegiarse el diálogo y a pesar de que la Sección 22 se ha manejado al margen de la ley, se debe garantizar con fuerza pública el regreso a clases Oaxaca. 
Mariana León
12 agosto 2015 12:42 Última actualización 12 agosto 2015 12:53
Mexicanos Primero

Claudio X. González y David Calderón de Mexicanos Primero. (Mariana León)

CIUDAD DE MÉXICO. Claudio X. González, presidente de Mexicanos Primero, aseguró que en Oaxaca se debe aplicar la ley y garantizar con fuerza pública el regreso a clases si los maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) cierran escuelas el próximo 24 de agosto.

En conferencia de prensa llamada “Justicia para Oaxaca”, González, al preguntarle si “al gobierno no le debe temblar la mano” para aplicar la ley, respondió: “Hay que privilegiar la vía del diálogo, pero este es un tema no nada más de educación, es un tema de Estado de Derecho, por mucho tiempo esta sección sindical se ha manejado al margen de la ley, quemando, secuestrando, tomando plazas, carreteras, es una corrupción que equivale a la delincuencia organizada y se tiene que poner orden con la ley en la mano".

Y agregó que "sí es un factor que debe ser considerado en este momento y será fundamental que exista la fuerza pública latente en Oaxaca, pero de ser el caso siempre hemos dicho que una reforma de este calado debe traer turbulencia y había que aguantarla, con firmeza la ley en la mano y con respeto a los derechos humanos”.



Por su parte, David Calderón, director de la organización, opinó que “se debe usar la fuerza pública donde corresponde, porque impedir el acceso a la escuela, amenazar a los padres, ya es un cosa muy distinta que no tiene que ver con resistencia sindical”.

SECCIÓN 22 PIERDE FUERZA

David Calderón añadió que el panorama que ven es que la Sección 22 pierde fuerza en Oaxaca, “incluso los que toman ven esto como su trabajo, lo ven como un horario, no tienen condiciones políticas. Ahora no lograron hace efectiva la amenaza de tomar las escuelas. Esperemos que se siga desinflando, pero, por si las dudas, que esté la fuerza pública disponible”.