Nacional

Usan su bono navideño para promocionarse en elecciones de 2017 y 2018

En redes sociales hacen alharaca de que los $150 mil lo donan a gestiones sociales.  El diputado federal César Camacho, exgobernador del Estado de México, anunció, que donará su bono a las familias de personas que se encuentran presas en las cárceles de la entidad.
18 diciembre 2016 23:33 Última actualización 19 diciembre 2016 5:0
Diputados. (Cuartoscuro)

Diputados. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Encarrerados en la pelea por lograr la candidatura de sus partidos al gobierno de sus estados, diputados federales aprovechan y utilizan su bono navideño de 150 mil pesos para lucimiento personal.

En un gran despliegue en redes sociales, priistas, perredistas y del Panal presumieron su acción “altruista”.

Carolina Monroy del Mazo, aspirante a la candidatura del PRI al gobierno del Estado de México, anunció que decidió donar el bono a la Casa Albergue para Mujeres en Situación de Violencia, Maltrato o Abandono, que ella construyó como alcaldesa de Metepec.

El diputado federal César Camacho, exgobernador del Estado de México y hoy uno de los principales apoyadores del PRI en su estado, anunció, también desde Metepec, que donará su bono a las familias de personas que se encuentran presas en las cárceles de la entidad, a través del Patronato de Ayuda para la Prevención y Readaptación Social del Estado de México.

En Coahuila, donde también habrá elecciones el año que viene, el diputado federal priista Yerico Abramo Masso, una de las posibles cartas del PRI a la candidatura para la gubernatura, presumió que donará los 150 mil pesos de su bono a la Cruz Roja de Saltillo.

Con la esperanza de ser otro de los posibles para la candidatura priista en el mismo estado, el diputado Jorge Dávila Flores anunció que donaría el bono a la Casa Hogar de los Pequeños de Saltillo, “institución que da educación, alimentación y hospedaje a niños en situación vulnerable”.

Por el PRD, el diputado federal por Nayarit, Guadalupe Acosta Naranjo, aspirante a la candidatura en las elecciones de 2017, fue uno de los primeros en anunciar su donación a asociaciones altruistas, aunque sin precisar aún a cuáles.

Otra priista que se apuntó, pero para 2018, la exgobernadora yucateca Ivonne Ortega, agudizó la difusión en redes de que rechaza el bono “por significar un privilegio inadmisible”.

Como eterno aliado del PRI, el Panal informó: “Destinaremos el cien por ciento de los recursos asignados por este concepto a obras y acciones de gestión social en las 5 circunscripciones electorales”.

El diputado del PRD por Nuevo León, Waldo Fernández González –sin buscar hoy una candidatura–, anunció que donó también su bono a dos asociaciones y a una tercera entregó un mes de su salario. Dividió los 150 mil pesos entre las asociaciones civiles Alternativas Pacíficas y Zihuame Mochilla. A la Asociación Casa Azul le entregó un mes de su salario equivalente a 73 mil 910 pesos, hecho que –comentó– realiza desde hace un año: dona su salario un mes sí y uno no.