Nacional

Trump deportó a menos mexicanos que Obama en
su primer mes

De acuerdo con el Boletín Estadístico Mensual, en enero de 2016 fueron repatriados a México 14 mil 212 personas; es decir, más de mil personas en comparación con el mismo mes de 2017, con el gobierno de Donald Trump, de acuerdo con el INM.
Anabel Clemente 
12 febrero 2017 22:37 Última actualización 13 febrero 2017 5:0
Migrantes (Cuartoscuro)

Migrantes (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno de Estados Unidos repatrió a 13 mil mexicanos durante el mes de enero de 2017, el primero de la administración de Donald Trump; sin embargo, es la cifra más baja de repatriaciones, durante el primer mes del año desde hace una década.

La coordinadora Nacional de la Estrategia Somos Mexicanos, del Instituto Nacional de Migración (INM), Gabriela García Acoltzi, informó que desde el año pasado el regreso de mexicanos se da con tres vuelos a la semana (lunes, martes y jueves), con 135 pasajeros al día, en promedio, y que el primer mes del año regresaron a 13 mil mexicanos.

De acuerdo con el Boletín Estadístico Mensual, en enero de 2016 fueron repatriados a México 14 mil 212 personas; es decir, más de mil personas en comparación con el mismo mes de 2017, de acuerdo con el INM.

cifras_mas_en_10_anios"Esta cifra se ha ido reduciendo desde hace una década: en 2015 hubo 15 mil 742 deportados; en 2014, 20 mil 475; en 2013, 25 mil 949; en 2012, 28 mil 740; en 2011, 30 mil 846; en 2010, 35 mil 854; en 2009, 45 mil 419; en 2008, 35 mil 247, y en 2007, 40 mil 457.

Es decir, cada año el número de repatriados reduce, siendo el primer mes de la administración de Donald Trump, el que cuenta con el menor número de repatriados.

De hecho, en comparación con el primer mes de gobierno de Barack Obama, la diferencia de las deportaciones con la administración de Donald Trump es de 32 mil 419 personas repatriadas.

Desde 2014 surgió la estrategia Somos Mexicanos, con la intención de lograr una coordinación institucional para la recepción de las personas deportadas de Estados Unidos, además de organizar los eventos de repatriación.

“Lo que nosotros regularizamos durante los primeros dos años fue el cruce de repatriados que nos entregaba Estados Unidos, ya que anteriormente existían unos acuerdos locales de repatriación donde había 25 puntos, entonces se negociaron para que se redujeran a sólo 11 puntos con horarios establecidos, porque tampoco había horarios”, explica García Acoltzi.

La finalidad de este orden en los horarios y los puntos de deportación permite que se desarrolle la infraestructura adecuada para que los repatriados puedan ingresar a un albergue, trasladarse a algún punto del país y beneficiarse de los programas de apoyo que el gobierno federal da, pues es una estrategia que orienta a retornados en desarrollo profesional y educativo.

La funcionaria puntualizó que la repatriación de mexicanos no es un tema nuevo, ya que la política migratoria de Estados Unidos siempre ha sido la misma, lo único que ha cambiado es el orden de las deportaciones. Tan sólo el año pasado se repatriaron 217 mil 389 personas, informó.

Aunque la coordinación de salidas de deportados se haya organizado en los últimos dos años, el número de deportados va disminuyendo; así, el mes de debut de Donald Trump contó con el menor número de repatriados mexicanos, en comparación con el de su predecesor, Barack Obama.

Basta recordar que el predecesor de Donald Trump fue llamado por la comunidad latina “el deportador en jefe”, pues en sus ocho años de gobierno superó los 2.8 millones de repatriados, casi la misma cifra prometida por Trump.

Además, la mayoría de los repatriados por Obama no contaban con antecedentes penales; por ejemplo, de los 391 mil 438 extranjeros expulsados en 2009 –al inicio de su administración–, 259 mil 601 no tenían antecedentes.