Nacional

Trudeau y Peña Nieto hablarán sobre el TLC y el efecto Trump

Coordinarán posiciones para enfrentar cualquier especulación acerca del tratado. Buscan continuar la construcción de las relaciones con la nueva gestión en EU. El primer ministro de Canadá realizó su primera visita oficial a Cuba.
Corresponsal Vivian Núñez
16 noviembre 2016 22:39 Última actualización 17 noviembre 2016 5:0
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, inició, ayer, en La Habana, Cuba, su primera gira por Latinoamérica. (Especial)

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, inició, ayer, en La Habana, Cuba, su primera gira por Latinoamérica. (Especial)

HABANA.- El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció ayer en La Habana que se reunirá “en los días que se avecinan” con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, para coordinar posiciones en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), lo que se interpretó como un espaldarazo a la posición mexicana ante las fuertes críticas hechas al acuerdo por parte de Donald Trump.

En conferencia de prensa, con la que cerró su primera visita oficial a Cuba, Trudeau dijo que ya habló con Peña Nieto y precisó que “ambos estamos comprometidos a continuar la construcción de las relaciones con la nueva administración estadounidense”.

Señaló que espera trabajar constructivamente junto a México “sobre la base de responder a las políticas y las posiciones que se van a presentar, de manera que podamos responder a cualquier especulación que salga a la luz”.

El premier canadiense continuó en la noche del miércoles su primera gira latinoamericana trasladándose a Argentina, de donde viajará a Perú para asistir al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, encuentro en el que también participará México.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte fue firmado en diciembre de 1992 y entró en vigor el 1 de enero de 1994.

El presidente electo de Estados Unidos ha criticado el TLC y ha hablado de su modificación e incluso de su eliminación.

“Se renegocia o nos salimos del acuerdo”, dijo el magnate estadounidense en contadas ocasiones durante su campaña, y hace dos días puntualizó que desde su primer día de gobierno, el 20 de enero de 2017, informará de sus intenciones a México y Canadá.

Según un documento que establece cinco puntos y que es atribuido al equipo de transición del presidente electo, el próximo gobierno de Estados Unidos quiere incluir en el tratado medidas sobre manipulación monetaria, etiquetado de productos, normas ambientales y de seguridad, entre otros asuntos.

La administración de Trump se propone, además, poner fin a lo que denomina “prácticas de comercio inequitativas” e “importaciones injustas”.

Interrogado sobre qué hará para enfrentar los anuncios de Trump, Trudeau aseguró que “el hecho es que yo actuaré como los canadienses esperan que lo haga”.

Tras asegurar que las relaciones entre Canadá y Estados Unidos son muy profundas y tienen diversas fases, expresó que hay muchas áreas en las que han laborado juntos, “pero también habrá momentos en los que estaremos en desacuerdo y los enfrentaremos con la convicción y la fuerza que los canadienses esperan”.

En tanto, el presidente mexicano ha asegurado que el acuerdo puede ser actualizado. “Esto es un modelo que ha estado vigente durante 20 años, las condiciones pueden sin duda modernizarse”, dijo durante una visita a Estados Unidos, antes del triunfo del republicano.

En su opinión, el TLC “se ha traducido en inversiones, en creación de empleos y ha promovido diferentes proyectos de infraestructura”, pero “lo que pasa es que cuando tenemos desaceleración económica nos empezamos a preguntar sobre la conveniencia del acuerdo”.