Tras décadas de búsqueda, hallan a sus hijos en México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tras décadas de búsqueda, hallan a sus hijos en México

COMPARTIR

···
Nacional

Tras décadas de búsqueda, hallan a sus hijos en México

La señora Clementina Murcia supo de su hijo por última vez hace una década. “El último contacto lo tuve hace 10 años, pero luego ya no. Cortamos el teléfono por lo mismo, por la extorsión de los mareros."

Mariana León 
12/12/2017

La señora Clementina Murcia se reencontró el pasado domingo con su hijo Mauro después de 16 años de no verlo.

Ha viajado con la Caravana de Madres Centroamericanas desde Honduras durante 13 años. Este 2017, recorrerá con cientos de otras mujeres, cuatro mil kilómetros del continente para encontrar pistas, hablar con autoridades, visibilizar el problema de la migración y buscar a sus familiares.

Clementina supo de su hijo por última vez hace una década. La familia había desconectado sus teléfonos porque las maras continuaban extorsionándolos en San Pedro Sula, Honduras, uno de los lugares donde la violencia y las pandillas han logrado que la mayoría de los jóvenes migren huyendo de ellos y no terminen siendo reclutados.

“El último contacto lo tuve hace 10 años, pero luego ya no. Cortamos el teléfono por lo mismo, por la extorsión de los mareros. Toda la familia quitó los teléfonos. Él llamaba, pero nadie le contestaba”, compartió.

Mauro se fue, según cuenta su mamá, porque si encontraba un trabajo le pagaban una “baratera” y porque no podía seguir viviendo con las maras.

“Él salió de allá por dos razones: la primera es por el trabajo, porque si llega a encontrar trabajo pagan una baratera y la otra es porque en Honduras ya no se puede vivir con las maras. Sólo son extorsiones, sólo quieren agarrarlos para que entren a las maras. Ahorita está un movimiento tremendo peleando”.

,,

Clementina lo encontró por las noticias. Un periodista en Honduras le hizo una entrevista y la esposa de Mauro –en México– la leyó y vio la fotografía. Fue así como lograron reencontrarse.

Pero la felicidad de Clementina por el reencuentro con Mauro no es total, pues sigue buscando a su otro hijo, Jorge Orlando, que se fue de su casa a los 17 años, en 1987, y ya no supo más de él.

“Ese tiene 30 años de desaparecido. Nunca jamás he tenido ninguna noticia. Él tenía 17 años cuando salió de su casa, es mi hijo mayor. Sólo se salió con su partida de nacimiento”, dijo.

La Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas en inglés) estima que cada año 400 mil personas cruzan de manera ilegal la frontera sur de nuestro país.

Esta organización ha identificado que los migrantes son vulnerables al crimen organizado y desconocen sus derechos ante las autoridades.

Rubén Figueroa, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano, cuenta en entrevista que hoy el contingente llegará a la Ciudad de México para exigir a las autoridades federales que se continúe la búsqueda de los migrantes.

“Uno de los puntos que contemplan, aparte de acudir al Senado de la República, es interponer denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) y solicitar a la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes un informe especial para los procedimientos que ha estado llevando”, explica.

-¿Qué se le exige al gobierno mexicano?, se le pregunta.

“La denuncia al gobierno mexicano es que primero prevenga las desapariciones de los migrantes, derivado de la violencia, y que busque a los desaparecidos. Ha sido poco el avance que se ha logrado con las autoridades, comparado con lo mucho que se ha logrado con las organizaciones”, señala.