Nacional

Tabasco tiene las peores cárceles en el país, según estudio de la CNDH

El estudio señala que 4 cárceles de la entidad están sobrepoblados y hay una mala clasificación entre procesados y sentenciados, insuficiencia de actividades deportivas, educativas, laborales y falta de programas de prevención de adicciones.
Patricia Hernández/Corresponsal
11 septiembre 2015 11:53 Última actualización 11 septiembre 2015 12:51
Cárcel de Cancún

La cárcel de Cancún (Cuartoscuro/Archivo)

VILLAHERMOSA.- Los centros penitenciarios de Tabasco están entre los peor calificados del país, de acuerdo a una evaluación elaborada por el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP) de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Según el estudio, en cuatro de los seis centros de Readaptación Social, ubicados en los municipios de Huimanguillo, Comalcalco y Cárdenas, así como la cárcel estatal de Villahermosa,  hay deficiencias en la supervisión, falta de higiene y de procedimientos, prostitución, cobros de cuotas por parte de custodios y de internos, además de una mala atención médica.

Además, las cuatro cárceles concentran el 90 por ciento de los internos y prevalece la sobrepoblación, el hacinamiento, una mala clasificación entre procesados y sentenciados, insuficiencia de actividades deportivas, educativas, laborales y falta de programas de prevención de adicciones y de desintoxicación voluntaria.

La CNDH evaluó los 130 centros estatales penitenciarios más poblados del país, y los ubicados en Tabasco, Nayarit y Quintana Roo fueron los peores calificados, pues reprobaron al no garantizar la integridad física y moral del recluso, una estancia digna, condiciones de gobernabilidad y reinserción social.

El organismo señaló que las prisiones de Tabasco carecen de reglamento interno y de manuales de procedimientos para ingreso y tampoco existen protocolos de traslado de reos, o de actuación en un motín.

También se detectaron deficiencias en los procesos para la realización de las visitas familiares e íntimas, en la revisión de visitantes, en el proceso de imposición de sanciones disciplinarias; insuficiente personal de seguridad y custodia e incluso no cuentan con el suficiente número de elementos para cubrir ausencias, vacaciones e incapacidades.