Nacional

Surge grupo en Acapulco que denuncia nexos de policías con delincuencia 

“Las Fuerzas Especiales Unidas de Acapulco”, grupo que se autodefine como de “limpieza y pacificación”, colocó al menos seis mantas en Acapulco y que están dirigidas a la Semar, Sedena, al comisionado de la Policía Federal, al gobierno de Guerrero y al presidente municipal .
Redacción
16 noviembre 2015 16:0 Última actualización 16 noviembre 2015 16:1
Mantas Acapulco

Las mantas aparecieron este lunes. (Especial)

ACAPULCO. Un nuevo grupo autodenominado “Las Fuerzas Especiales Unidas de Acapulco” irrumpió en este municipio a través de varias mantas que fueron colocadas en puntos estratégicos de la ciudad.

En ellas, se acusa directamente a comandantes de las policías municipal y ministerial, además de abogados, empresarios y diversos ciudadanos de ser los responsables de la escalada de violencia que vive este destino de playa.

El nuevo grupo que se autodefine como de “limpieza y pacificación”, colocó este lunes al menos seis mantas en diferentes zonas de Acapulco, como la glorieta de Puerto Márquez, el crucero de la Garita, el trébol de la Cruces y en los accesos principales a las colonias Santa Cruz, Colosio y Coloso, mismas que están dirigidas a la Secretaria de Marina, Defensa Nacional, al comisionado de la Policía Federal, al gobierno de Guerrero y al presidente municipal de Acapulco..

En las mantas se detallan con nombres y apellidos a los presuntos responsables de mantener la ola de violencia en Acapulco, la cual ha dejado a la fecha alrededor de 761 muertes violentas en lo que va del año, y que responden a los intereses del Cártel de los Beltrán Leyva.

Con letras en mayúsculas de color rojo y negro, “Las Fuerzas Especiales Unidas de Acapulco” ubica a los hermanos Alejandro e Irving Magno Acevedo, como los líderes del grupo criminal e incluye al Fiscal General del Estado Miguel Ángel Godínez Muñoz, así como a los dirigentes del Consejo de Juristas de Guerrero, Alfredo Pérez Zarate, Jesús Antonio Lemus Beltrán y Jesús Galeana, además del empresario Joaquín Alonso Piedra, quien es señalado como el principal lavador de dinero para Héctor Beltrán Leyva.

También están los nombres y apellidos de varios civiles quienes fungen como los responsables de coordinar las acciones violentas para este grupo delictivo en diferentes colonias del puerto como la Zapata, Mozimba, Costa Azul, Caleta, Renacimiento y la Venta, mientras que en la colonia Progreso identifica a los comandantes de la policía municipal, Luis Alarcón, Miguel Ángel Larumbe Neri, Eucencio Vélez Vázquez, Guinto Marmolejo, Octavio Samuel Terán Carbajal y Esteban Dircio Delgado Ismal.

Mientras que por parte de los comandantes de la Policía Investigadora Ministerial (PIM), son señalados el coordinador regional Miguel Barragán Rosendo, María de Lourdes Cruz Rodríguez, Pedro Brito, Cesar Ruiz, y Marco Antonio Bernardino Diego “El pocas pulgas”.

En las mantas también son acusados de forma especial los hermanos Ismael, Reynaldo y Rigoberto Escobar Ávila, quienes además de fungir como comandantes de la policía preventiva municipal, son hermanos del actual regidor y exdiputado local priista Rodolfo Escobar Ávila