Nacional

SSP de Guerrero demanda a 32 policías por abusos 

La Secretaría de Seguridad Pública del estado Guerrero demandó al grupo de policías, que se encuentra en paro laboral, por incurrir supuestamente en actos de delincuencia. 
Rosario García Orozco/ Corresponsal 
28 julio 2015 18:57 Última actualización 28 julio 2015 19:12
Policías Guerrero

Los policías se encuentran en paro laboral. (Especial)

CHILPANCINGO.- La Secretaría de Seguridad Pública, inició demandas penales ante la Fiscalía General del Estado (FGE) en contra de 32 elementos de la Policía Estatal, quienes conformaban el grupo especial de información y análisis táctico, incluso de investigación al crimen organizado.

Así lo dió a conocer el titular de la dependencia en conferencia de prensa, Pedro Almazán Cervantes, quien agregó que los procesos de investigación y administrativos responden a las faltas en la actuación que tuvieron los servidores públicos, como el mal uso de información oficial, equipamiento y de recursos económicos de la dependencia, además de abuso de confianza y uso indebido del uniforme en su protesta.

Desde el pasado 20 de julio, los 32 policías estatales se encuentran en paro laboral, en demanda de la destitución del titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Almazán Cervantes, así como la entrega de viáticos, uniformes, equipo táctico y un seguro por riesgo.

Primero, la Contraloría interna de la dependencia les comunicó que se les iniciaría un proceso de investigación y administrativo, posteriormente fueron suspendidos de sus funciones, por considerar que actúan en desacato a la autoridad.

El secretario de seguridad acusó a los elementos de incurrir en actos delincuenciales, puesto que éstos por instrucciones de su líder y quien también era el coordinador del grupo táctico, Jonathan Arcos Moreno.

Almazán Cervantes aseguró que la movilización de los elementos obedece a una inconformidad personal del agente Jonathan Arcos Moreno, porque le fueron suspendidos varios privilegios, entre ellos, se le recogieron 24 vehículos oficiales con características civiles que tenía a su cargo.

El secretario informó que las unidades vehiculares eran manejadas de manera centralizada y se asignaban a sus elementos de manera discrecional, pero además se le retiró un presupuesto mensual por un monto de 170 mil 982 pesos, que se le otorgaba para gastos de gasolina.