Nacional

SNTE quema papelería
del INE y saquea tráileres en Chiapas

Los maestros dijeron que estas acciones continuarán hasta que el gobierno federal se comprometa a derogar de manera definitiva la Reforma Educativa, y las elecciones se den en un contexto de equidad.
Ángeles Mariscal / corresponsal
03 junio 2015 15:13 Última actualización 03 junio 2015 16:19
(Ángeles Mariscal)

Un grupo de maestros quemó papelería del INE en el estado. (Ángeles Mariscal)

CHIAPAS.- Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se instalaron en las entradas de la capital de Chiapas y detuvieron los tráileres que entraban con mercancía de diversas empresas, para distribuir los productos a colonos que habitan en las periferias de la ciudad.

Otro grupo de integrantes de las Secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), entraron a las oficinas de las juntas distritales del Instituto Nacional Electoral (INE), sacaron y quemaron mobiliario y papelería.

Los maestros dijeron que estas acciones continuarán hasta que el gobierno federal se comprometa a derogar de manera definitiva la Reforma Educativa, y las elecciones se den en un contexto de equidad.


El presidente de la junta local del INE en Chiapas, Edgar Humberto Arias, presentó por estos hechos una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR), por los daños causados a las instalaciones federales.

En tanto, en respuesta a la toma de gasolineras que se dio el pasado martes, Pedro Mier y Concha, presidente de la Unión de Empresarios Gasolineros de Chiapas explicó cancelaron la compra de combustible, medida que mantendrán hasta que el gobierno les de garantías de que seguridad en sus instalaciones.

 
 

 

Un grupo de maestros quemó papelería del INE en el estado. (Ángeles Mariscal)


En la sierra de Chiapas, en el municipio de Frontera Comalapa, habitantes del lugar entraron a las instalaciones de una bodega de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y sacaron cientos de cajas con despensas. Acusaron a la dependencia federal de pretender distribuir las despensas para condicionar el voto a favor del Partido Verde.