Nacional

El agua de lluvia solidificada, una solución para la siembra

El mexicano Jesús Rico desarrolló una alternativa para la siembra en desiertos o zonas donde hay bajas precipitaciones, la lluvia sólida, la cual se obtiene al agregar un polvo especial al agua, de esta forma se puede almacenar y usarse cuando sea necesario.
Redacción 
06 octubre 2015 19:32 Última actualización 06 octubre 2015 20:6
lluvia sólida

Este sistema permite que entre el 25 y el 70 por ciento del agua almacenada sea tomada por el sistema radicular de las plantas. (Foto tomada de cosechandonatural.com.mx)

El especialista Sergio Jesús Rico Velasco, propuso hoy una alternativa para la producción agropecuaria en desiertos o ante bajas precipitaciones, solidificar el agua de lluvia. 

En el marco de la XXII Semana Nacional e Ciencia y Tecnología que organiza el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Chiapas, expuso que desde su empresa “Silos de Agua”, ha desarrollado una tecnología que permite manejar la lluvia en forma sólida.

En conferencia de prensa en el Museo de Ciencia y Tecnología de Chiapas, apuntó que el mecanismo es como un sistema de riego que mantiene humedad en la raíz de las plantas, garantiza su desarrollo y cosecha.

Precisó que en temporada de lluvias se capta el agua y por cada litro le agregamos un polvo que se llama polímero, en la cantidad de lo que cabe en una tapa rosca de refresco para la solidificación del agua.

No es insecticida, no es fertilizante, pero en lugar de almacenarlo en líquido es en sólido, es un proceso de adhesión molecular, y con ello garantizamos el abasto de agua, para maíz, frijol, arroz, árboles frutales, nogales, nopales, entre otros.

Explicó que una vez solidificada el agua de lluvia se guarda en costales y se almacena; la lluvia de un año la podemos usar en el siguiente para iniciar la siembra, ya no esperamos que inicie el ciclo de precipitación.

>


Cuando hacemos los zurcos para la siembra de granos ahí sembramos el agua de lluvia solidificada, se mezcla con la tierra para tener un entorno húmedo, no estamos a expensas de las precipitaciones pluviales, destacó el egresado del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Mencionó que derivado de los procesos de degradación de los ecosistemas, la humanidad ha propiciado un cambio climático, en cambio, necesitamos producir alimentos, y este mecanismo es una alternativa.

Detalló que se tienen experiencias de éxito en Perú, Chile, Honduras, Nicaragua, Guatemala, y otras naciones donde se ha planteado como solución a las grandes sequías; el problema del cambio climático es muy grande y hay que buscar muchas alternativas.

Por lo menos, dijo, los problemas de sequía, de producción y alimentación es posible encararlos, mitigarlos y generar soluciones para las regiones pobres del maíz, recalcó.

Resaltó que con la aplicación del agua de lluvia solidificada, para lo que se ha aportado mucha capacitación a los productores, ha reducido costos de producción, bajo consumo de energía eléctrica, bajo consumo de fertilizantes y disminuye el uso de la mano de obra hasta en 80 por ciento.

El otro factor, precisó, es que se incrementa la productividad, lugares del país donde se cosechaban 600 kilogramos de maíz por hectárea, con esta técnica se han alcanzado rendimientos de 11 toneladas por hectárea.

Un litro de lluvia sólida va a trabajar durante diez años siempre que esté en la raíz de las plantas, nos representa dos centavos anuales, al principio hay que invertir como todo sistema de riego, cada kilo de este polímero va almacenar hasta 500 litros de agua de lluvia, mencionó.