Nacional

Senado llega a mitad de periodo con cúmulo de pendientes

Las 'buenas intenciones' al inicio del periodo ordinario, así como las 'ambiciosas agendas' que construyeron las bancadas del PRI, PAN y PRD en sus reuniones plenarias a finales de enero, se han ido diluyendo por los cálculos político-electorales de cara a los comicios del 7 de junio.
Rivelino Rueda
09 marzo 2015 10:7 Última actualización 09 marzo 2015 10:21
Comisiones del Senado de la República aprobaron la reforma constitucional en materia de disciplina fiscal. (Cuartoscuro)

Senadores durante la sesión ordinaria en el Senado de la República.

CUIDAD DE MÉXICO.- Con un cúmulo de pendientes en la agenda parlamentaria y en medio de negociaciones legislativas empantanadas por el inicio de campañas electorales en todo el país, el Senado de la República entra a la segunda y última etapa del periodo ordinario de sesiones, que culmina el 30 de abril.

Las 'buenas intenciones' al inicio del periodo ordinario, el 1 de febrero, así como las 'ambiciosas agendas' que construyeron las bancadas del PRI, PAN y PRD en sus reuniones plenarias a finales de enero, se han ido diluyendo por los cálculos político-electorales de cara a los comicios del 7 de junio.

Son los casos de la reforma política del Distrito Federal; las leyes secundarias en materia de transparencia, la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto en materia de seguridad y justicia; la Ley de la Fiscalía General de la Nación; la minuta de la ley anticorrupción, o la reforma constitucional para garantizar la pensión universal a adultos mayores.


Además, de la reforma constitucional para eliminar el fuero a servidores públicos, así como la legislación para dar plena autonomía al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en donde las fuerzas políticas no quieren que algún actor o partido lleven agua a su molino o se cuelguen medallas a escasos tres meses del proceso electoral.

Aparte, los senadores han tenido que trabajar a contrarreloj en temas que requerían celeridad, ya que establecen plazos para su desahogo, como el nombramiento de la nueva titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez González; el nombramiento en la sesión de este martes del ministro vacante de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), así como la ratificación de 11 embajadores y cuatro cónsules.

Los consensos alcanzados entre los coordinadores del PRI, PAN y PRD en la Cámara alta, Emilio Gamboa Patrón, Fernando Herrera Ávila y Miguel Barbosa Huerta, respectivamente, también permitieron la aprobación en febrero de la reforma constitucional en materia de disciplina financiera en estados y municipios, así como la designación del nuevo titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Santiago Nieto Castillo.

Al respecto, Gamboa Patrón afirmó que la bancada que comanda continuará impulsando los acuerdos con las otras fuerzas políticas para concretar las reformas que ofrezcan al país una nueva plataforma de crecimiento, así como para generar una nueva oportunidad de desarrollo económico sostenible que permita combatir la desigualdad.

En tanto, Barbosa Huerta advirtió que en la discusión de estas reformas, sobre todo las de transparencia y anticorrupción, “hay una actitud conservadora de una parte de la clase política que se resiste a la transparencia, el combate a la corrupción, a la eliminación de la impunidad y a las reglas del juego democrático”.