Nacional

Seis muertos y 108 heridos deja enfrentamiento entre PF y CNTE

Cué culpa a organizaciones sociales y no a la Coordinadora de la violencia. En Juchitán, extraoficialmente se habla de otros tres fallecidos. También habría cinco policías retenidos en Nochixtlán.
Mariana León | Evlin Aragón | David Vela 
19 junio 2016 23:47 Última actualización 20 junio 2016 5:0
Oaxaca. (Cuartoscuro/ Reuters)

Oaxaca. (Cuartoscuro/ Reuters)

El gobierno de Oaxaca confirmó seis fallecidos y 108 lesionados como saldo de los enfrentamientos entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y policías federales en el municipio de Nochixtlán.

Autoridades no dieron a conocer el nombre de los fallecidos, pero de manera extraoficial fueron identificados como Andrés Aguilar Sanabria, profesor de educación indígena; Yalid Jiménez; Oscar Nicolás Santiago; Anselmo Cruz; Jesús Cadena, éste de 19 años. Del sexto no se conoce aún el nombre.

También extraoficialmente se supo que el saldo de los enfrentamientos en Juchitán es de tres muertos, aunque al cierre de esta edición no había confirmación.

Ayer, el estado registró los hechos de mayor violencia, después de 35 días de manifestaciones por parte del magisterio disidente.

Gabino Cué, gobernador de Oaxaca, confirmó que los hechos violentos fueron cometidos –en su mayoría– por personas “encapuchadas” que pertenecen a organizaciones sociales afines a la CNTE y no por maestros de la entidad.

En Nochixtlán tuvo lugar el operativo para liberar la carretera Oaxaca-Cuacnopalan, que comunica con la Ciudad de México y que había estado bloqueada siete días.

De acuerdo con el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, al inicio de la intervención no hubo armas de fuego, pero cuando civiles reportaron que los manifestantes portaban pistolas, ingresaron agentes armados.

Aclaró: “Sí, efectivamente al final del proceso llegó un grupo de la Policía Federal en apoyo que portaba sus armas de cargo, yo creo que ya había pasado todo, ya habíamos ordenado el repliegue táctico de las policías”.

Otros enfrentamientos se dieron en Juchitán, donde se reportaron tres personas fallecidas. Entre ellas, el reportero de Elpidio Ramos, del periódico El Sur de Juchitán, a quien mataron para impedir, supuestamente, que fotografiara a los encapuchados realizando las quemas y bloqueos carreteros.

En los municipios de San Francisco Telixtlahuaca y San Pablo Huitzo también hubo enfrentamientos que dejaron decenas de heridos, en su mayoría habitantes que han respaldado a la Coordinadora.

También hubo encapuchados realizado bloqueos y cercos en el centro de Oaxaca, para evitar que los docentes que se encuentran en el Zócalo fueran desalojados.

Cué afirmó que los actos de violencia se han cometido por personas “infiltradas” de otras organizaciones sociales.

“Las detenciones a maestros se han hecho a quienes transgredan la ley. Tradicionalmente las organizaciones actúan cuando tienen la intención de solidarizarse, pero lo grave es que en la buena intención se infiltran personas que han cometido delitos y están lastimando a la sociedad oaxaqueña”, explicó.

Al cierre de esta edición, cinco federales estaban retenidos por habitantes de Nochixtlán.

Entre las organizaciones que apoyan a la CNTE están el Frente Popular Revolucionario, el Consejo de Defensa de los Derechos del Pueblo Movimiento Nacional y la Organización Comuna, entre otras.