Nacional

Sedatu entrega 11 mil 923 tarjetas para reconstruir viviendas en Chiapas y Oaxaca

Rosario Robles dijo que en esas entidades se tiene un censo de 121 mil viviendas afectadas; agregó que se entregan dos tipos de apoyo, una tarjeta con 15 mil pesos y otra con 120 mil.
Anabel Clemente
11 octubre 2017 14:21 Última actualización 11 octubre 2017 14:22
Rosario Robles, , titular de Sedatu. (Especial)

Rosario Robles, , titular de Sedatu. (Especial)

La titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, informó que hasta este miércoles se han entregado 11 mil 923 tarjetas para la reconstrucción en Oaxaca y Chiapas.

En conferencia de prensa para presentar las cifras de apoyo a las entidades afectadas por el sismo del pasado 7 de septiembre, explicó que de las tarjetas que ya se entregaron, el 74 por ciento corresponde a apoyo por daño total de vivienda.

Dijo que tienen contabilizadas de 121 mil 701 viviendas con algún grado de afectación, en ambas entidades, de las cuales: 60 mil 620 se localizan en Oaxaca ( 39 mil 956 con daño parcial y 20 mil 664 con daño total) y 58 mil 366 en Chiapas (41 mil con daño parcial y 17 mil 266 con daño total).

Robes Berlanga aseguró que la entrega de tarjetas con recursos para la construcción de viviendas, y la firma de una carta responsiva permiten la transparencia de la entrega de fondos para la construcción.

Además comentó que en Oaxaca y Chiapas existe un padrón bajo el esquema de autoconstrucción, por el cual Bansefi entrega dos tipos de tarjetas, una con 15 mil pesos, con la leyenda México-Sedatu-Fonden, para casas con daños menores y otra con 120 mil, titulada Fonden Vivienda para Material.

En este segundo esquema en realidad se entregan dos tarjetas, uno para disponer de efectivo, -el 20% del total-, para destinarlo a mano de obra, y otra sólo para comprar material de construcción, para el cual se han establecido 58 materiales que tendrán precios preferenciales.

La funcionaria destacó que si bien no es la obligación de la Sedatu derribar inmuebles dañados, sí apoya con el levantamiento de escombros —tres millones de toneladas— para evitar riesgos.

Respecto a las otras entidades donde también se levantan censos, Estado de México, Guerrero, Puebla y Morelos, estimó que al finalizar la semana tendrá un número de viviendas dañadas.

Sobre las acciones que deben mejorar para incrementar la seguridad de la edificaciones, Robles Berlanga explicó que urge diseñar un manual de construcción para los presidentes municipales.

"El municipio es responsable en los usos de suelo, de las regulaciones constructivas, así lo establece el artículo 115 constitucional. Es importante capacitarlos y endurecer las normas locales de construcción, seguir el ejemplo de la Ciudad de México", dijo.