Nacional

CNTE sube a 8 la cifra de muertos tras enfrentamiento en Nochixtlán

Los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación desconocen como interlocutor al gobernador Gabino Cué, y se dicen dispuestos a una mesa diálogo con el Gobierno federal.
Evlin Aragón | Corresponsal
20 junio 2016 10:37 Última actualización 20 junio 2016 11:26
Personal de la Policía Federal en Nochixtlán, Oaxaca. (AP)

Personal de la Policía Federal en Nochixtlán, Oaxaca. (AP)

OAXACA.- Integrantes de la Comisión Política de la Sección 22, adheridas la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), denunciaron que tras los enfrentamientos de este domingo tienen el registro de al menos 8 personas muertas, habitantes de Asunción Nochixtlán, quienes habían salido a defender a los profesores.

En conferencia de prensa, Juan García aseguró que hay 22 personas desaparecidas y 45 heridos de bala.

Los miembros de la CNTE también anunciaron que mantendrán sus manifestaciones pacíficas y que están dispuestos a entablar un diálogo con las autoridades federales.

Los profesores desconocieron al gobernador del estado, Gabino Cué, como interlocutor, asegurando que tuvo su oportunidad y nada hizo por resolver la problemática actual.

Mientras tanto las vialidades de las zonas donde se registraron los enfrentamientos se mantienen los restos de la barricadas.

El gobernador dijo el domingo por la noche que había al menos seis personas murieron, dos de ellos miembros de la CNTE, y decenas resultaron heridas por enfrentamientos entre policías y civiles.

Los maestros, que se oponen a una reforma educativa, han realizado protestas en varias ciudades del país, las que recrudecieron en Oaxaca luego de que el líder magisterial local fuera encarcelado hace una semana.

Según el mandatario estatal y el Comisionado General de la Policía Federal, Enrique Galindo, en la protesta en nombre del magisterio había personas armadas.

Galindo dijo que los agentes federales que participaron al comienzo de los operativos no portaban armas o toletes, y solo hasta que se recrudeció la violencia llegó un grupo de apoyo portando armas.

"Lo que se trataba era ya de desactivar la violencia que se había generado ahí, porque había mucha gente que no tenía que ver con el evento", dijo Galindo.

Según pudo constatar The Associated Press, policías antimotines abrieron fuego para intentar disolver a los manifestantes, que habían levantado bloqueos y barricadas en algunas vías.

En imágenes grabadas por la AP se aprecia claramente a al menos a un policía — aunque no se puede distinguir a qué cuerpo pertenece — efectuando varios disparos junto a otros agentes, que no portaban armas de fuego visibles, y cerca de una patrulla.

Con información de Reuters y AP